Motivación

10 buenas y productivas actividades de aseo

Muchas veces habrá llegado a la conclusión de que algunos de los mayores misterios de la ciencia y la filosofía se resolvieron mientras sus descubridores estaban sentados en este mismo lugar: en el asiento del inodoro. ¿Derecha?

El baño es una visita obligada. Y aunque no esté en los mapas, este es un lugar que no podemos dejar de visitar.

Algunos de los misterios de la vida son tan incomprensibles que debes tomar tu alto lugar para desentrañarlos. Continúe leyendo para aprender acerca de las buenas y saludables actividades para ir al baño.

10 buenas y productivas actividades de aseo

Por supuesto, realizará las tareas de excreción biológica que se espera que realice en el baño.

Lo que es diferente aquí son estas diez cosas simples pero sorprendentemente productivas que puedes hacer para hacerte feliz mientras estás sentado en tu acogedor hogar, que es la cómoda.

10 actividades productivas en el baño10 actividades productivas en el baño

Aquí hay 10 cosas buenas y útiles para hacer en el baño:

1. Piensa (uno de estos 4 tipos de pensamiento)

Para muchos, el momento más tranquilo del día son los minutos que pasan sentados en el orinal. ¡En realidad! Y está totalmente justificado, porque sabes que no te llamarán para hacer ninguna de esas «estúpidas» rutinas diarias. Por otro lado, la sola idea de hacer estas cosas puede atascarte.

De cualquier manera, pensar es lo mejor que puedes hacer mientras estás allí. La siguiente mejor opción viene en último lugar en esta lista. Hay muchas categorías de pensamiento y puedes usarlas todas.

  • Recuerdos– recordar recuerdos agradables del pasado, dar a su rostro un brillo cálido y hacer su existencia más fácil.
  • memorización– memorizar de memoria los detalles de un tema particularmente complejo, lo cual se hace mejor cuando no hay nada que distraiga a su alrededor.
  • reflexiónes un proceso de pensamiento profundo que implica centrarse en la minuciosidad, generalmente realizado para resolver la confusión.
  • reflexiónPensamientos de angustia, también conocidos como «pensar demasiado», que te roban la felicidad y la paz.
  • Planificación – el tipo omnipresente de pensamiento para el que nacemos todos los días de nuestras vidas, ¡quizás incluso hasta la edad en que aprendemos a pensar! ¿Cómo planeas tus metas?

2. Leer (en absoluta paz)

Esto es un hecho. ¡Hazlo en el baño, socialmente aceptado y comprometido!

A menudo hacemos que nuestros hijos lean el alfabeto y los números en voz alta mientras están sentados en el orinal. Mientras tanto, los adolescentes leen muchas cosas de origen misterioso y abstracto: textos, mensajes, memes, signos, símbolos e imágenes.

Dejemos en claro que las cosas que hacen los adolescentes y postadolescentes en su mayoría están más allá de nuestro entendimiento, por lo que pueden clasificarse con seguridad como «misteriosas».

Luego, a medida que envejecemos, nuestras opciones de lectura se amplían: leemos periódicos, gráficos de ventas, pronósticos anuales, balances, libros de negocios, artículos de superación personal y muchas tonterías pretenciosas. Así que lee si puedes, y lee si debes. Esta es la cosa más fácil de hacer en la lista.

Un gran libro que le recomendamos que lea es The Gut: The Inside Story of Our Body’s Most Underrated Organ de la estrella de la ciencia Julia Enders. Esta es una guía descarada, detallada y personal sobre los misterios y la ciencia de nuestro sistema digestivo.

Tripa-dentro-Historia-de-nuestro-cuerpo-El-cuerpo-más-subestimado

De vez en cuando me pregunto si Morse hizo su trabajo más famoso, el código de puntos y rayas, directamente desde su alto asiento.

3. Haz ejercicio (¡sí, puedes!)

¡Ahora estamos hablando de retorcerse los brazos y hablar de multitudes de fanáticos del fitness!

Nos preguntamos por qué ningún artículo de salud ha explorado este aspecto, quizás porque pueden sentir que está demasiado lejos de sus estándares.

Entonces, los tipos de ejercicios que podemos hacer a partir de ahí son:

  • Rotación de cuello– Sacude la cabeza, girándola lentamente alrededor de tu cuello en sentido horario y antihorario, y repite. Sabemos que esto libera mucho estrés (ácido láctico y gas nitrógeno, científicamente) que se acumula en las articulaciones y los músculos del cuello.
  • manos sobre la cabeza– Extiende tus brazos a los lados y levántalos lentamente por encima de tu cabeza, bájate y repite.
  • Inclinación hacia delante – Incline la parte superior de su cuerpo, el torso hacia adelante para que su pecho toque sus caderas, levante su torso hacia atrás y repita.

Por cierto, ¿sabías que el ejercicio puede hacerte más feliz, como lo demuestra la ciencia del cerebro?

4. Respirar (idea inteligente, eso es!)

¡Por supuesto que respirarás! Lo que profesamos aquí es práctica respiración abdominal. Tome una respiración larga y lenta a través de sus fosas nasales para llenar su pecho, contenga la respiración mientras cuenta hasta cinco y exhale lentamente por la boca.

La respiración abdominal tiene beneficios bien documentados. Restaura el nivel de oxígeno en la sangre, elimina el exceso de toxinas a través de la respiración y relaja. Los científicos han descubierto que una mente relajada relaja los intestinos, por lo que definitivamente lo recomendamos a todos mientras se sienta allí.

Y tiene un mecanismo fisiológico: la respiración profunda te afecta. diafragma, el tabique entre el abdomen y el tórax, y estimula los nervios vagos, que luego actúan sobre el sistema parasimpático para reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial; te relaja

Para practicar la respiración abdominal, siéntese erguido en un asiento y coloque las manos sobre el vientre. Inhala lenta y profundamente por la nariz. Llena tus pulmones de aire, permitiendo que tu barriga se infle como un globo. Luego, como si hiciera pompas de jabón, exhale lentamente el aire de su boca. Haga esto durante tres a cinco minutos y relájese.

Y si realmente pensaste que nos olvidamos, entonces no lo somos: respira tanto como quieras, pero recuerda oler lo menos posible. ¡Gracias!

5. Cantar (incluso los grandes lo hacen)

¡Mi corazón está cantando de alegría esta mañana! ¡Ocurrió un milagro! La luz del entendimiento iluminó la mente de mi pequeña alumna, y he aquí que ¡todo ha cambiado!

Eso dijo Ann Sullivan. Fue ella quien le enseñó Braille a Helen Keller.

Por eso te pedimos que cantes. Preste especial atención si la cerradura de la puerta de su armario está oxidada y rota, le imploramos que cante, para preservar su modestia y la modestia de los demás que pueden encontrarse accidentalmente con su desafortunado yo sentado. Canta fuerte, sin vergüenza, porque nadie en su sano juicio se atrevería a condenarte por cantar desde el retrete.

Por el contrario, si hablas lo suficientemente alto como para alcanzarlos, tus vecinos pueden tildarte de una persona alegre que canta con todo su corazón cuando está solo.

Y sí, por supuesto, tus canciones también pueden enmascarar ciertos sonidos ruidosos arrastrados por el viento.

6. Escucha (sin palabras que decir)

Escuche su música favorita a todo volumen o con auriculares inalámbricos. Escuche algunos podcasts (recomendamos encarecidamente The Psychology Podcast de Scott Barry Kaufman) que ha querido escuchar durante mucho tiempo. O escuchar las noticias.

Escuche sus pensamientos. Escucha las voces en tus recuerdos. Escúchate a ti mismo ladrando en respuesta a tu jefe. Escuche una canción lejana que sale de la garganta de un pájaro.

Escuche a sus vecinos hablando en susurros. Escucha los sonidos de la casa.

¡Escucha a tu corazón ya tu fa…!

Leer en el baño es buenoLeer para leer es una buena idea en el baño.

7. Bebe (Puede que no estés de acuerdo, pero…)

Allí perderá algo del líquido, entonces, ¿por qué no beber un poco de líquido? Podemos ofrecer zumo de frutas recién exprimido, una bebida de limón o una bebida de yogur. Al menos un vaso de agua tibia.

O tu café o té de la mañana. O un vaso de leche. O, si eres lo suficientemente aventurero para manejarlo, puedes tomar un poco de sopa caliente en una taza o tomar un sorbo.

En resumen: beba algo tibio, comenzará y aumentará el peristaltismo de los intestinos y ayudará a que las cosas se muevan en la dirección correcta.

Televisores cuidadosamente seleccionados - amzn

8. Meditar (lo segundo mejor que puedes hacer aquí)

Este es el más difícil de esta lista. Pero esto es para aquellos ases que siempre están haciendo malabarismos con sus minutos durante el día y no encuentran tiempo para la meditación.

Si observa de cerca, sentarse «indefenso» es la mitad del camino hacia la meditación. ¡Imagina lo fácil que será desde esta media distancia!

Aquí puedes practicar varios tipos de meditación:

  • Meditación del ritmo cardíacoConcéntrese en los latidos de su corazón, escuchando atentamente mientras visualiza la sangre que fluye desde su corazón hacia los diversos órganos de su cuerpo. Trate de escuchar la sangre que fluye a través de sus arterias.
  • meditación de visualizaciónImagínese en un lugar tranquilo y sereno. Un prado cubierto de hierba, una playa tranquila o un bosque tranquilo. Quizás también puedas imaginarte sentado en la cima de la Torre Eiffel, donde flotan varios tonos de nubes. Puedes usar una voz grabada para acompañarte en este ejercicio de visualización; solo asegúrate de que no te pida que te acuestes. Los filósofos estoicos tenían un giro en esto: visualización negativa.
  • Meditación de atención plenaes el tipo de meditación más popular hoy en día. Esto incluye ser consciente de las cadenas de pensamientos que pasan por tu mente de manera pasiva observando, sin enredarte en ellos ni juzgarlos. En esencia, en la atención plena, practicas el desapego: ¡dejar ir!

9. Agradece al Universo (Pregúntale a los astronautas)

Siente gratitud por todo lo que es bueno contigo, a tu alrededor y sobre ti. Gracias gente. Da gracias a la vida misma. Da gracias al universo.

• No Ore – La oración es una petición o súplica.

• No se sienta endeudado – es una obligación pagar la deuda.

• Simplemente siente gratitud por todo lo que tienes, dentro de ti y en tu vida. Solo siente gratitud.

Muchos estudios en el campo de la psicología han demostrado que las personas agradecidas viven vidas más felices y satisfactorias. Tienen un mayor nivel de autoaceptación.

Son de naturaleza más sociable. Piensan menos negativamente, tienen una actitud más positiva y es menos probable que se culpen a sí mismos oa los demás.

Las personas agradecidas son más resilientes, es decir, son mejores para afrontar las adversidades inesperadas y los desafíos diarios de la vida.

Si encuentra algo de tiempo, regrese para ver esta excelente publicación sobre los beneficios físicos y mentales que obtiene cuando desarrolla su «músculo» de resiliencia: Resiliencia en Psicología Positiva.

En general, las personas agradecidas están menos estresadas, menos deprimidas, son más generosas y es más probable que ayuden a los demás.

La gratitud mejora el sueño. Estas personas están más satisfechas con sus vidas y sus relaciones.

La gratitud aumenta los aspectos agradables de la vida y reduce los dolorosos. —Yuval Levin

10. Solo siéntate ahí (¡por favor!)

Hacer nada. Simplemente no hagas nada estúpido. Siéntese, relájese y deje que la naturaleza siga su curso.

La mayoría de las veces nos enfocamos tanto en las cosas que debemos hacer que no nos damos cuenta de que también podemos pasar un tiempo sin hacer nada.

Desde que te levantas por la mañana, hasta el momento en que te acuestas, siempre estás ocupado con alguna actividad. ¿Se te ocurrió alguna vez que podrías pasar algunos de esos pocos minutos en absoluta inactividad?

Al no hacer nada, estás afirmando que no eres esclavo de la esclavitud de la vida moderna. ¡Afirmas que naciste libre!

Hacer nada. Simplemente no hagas nada estúpido. Siéntese, relájese y deje que la naturaleza siga su curso.

Ultimas palabras

Hecho de la diversión: Lavaboes la palabra británica para lavabo/inodoro.

La palabra loo proviene de Waterloo, nombre comercial de las cisternas de hierro que existían a principios de este siglo. Lo llamamos por muchos nombres diferentes: retrete, lavabo, retrete, retrete o lavabo. Lo que queremos decir con «inodoro» aquí es un inodoro occidental, o si lo prefiere (y debería), un inodoro en cuclillas.

• • •

Biografía del autor: escrita y revisada sandip royEs médico, escritor, psicólogo e investigador de la felicidad. Fundador y editor en jefe del blog «Felicidad». Escribe sobre salud mental, felicidad, psicología positiva y filosofía (especialmente estoicismo).

Nuestra historia de felicidad!

Si te gustó esto por favor compárteloen Facebook, Twitter o LinkedIn.

LEER  ¿Realmente lleva un diario de migrañas/enfermedades crónicas?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba