Amor

3 versículos de la Biblia sobre la fidelidad para inspirar su matrimonio

Los votos que nos hacemos el día de nuestra boda son promesas de fidelidad mutua.

Nos declaramos unos a otros y a nuestros seres queridos que estamos en ella. Estamos ahí para lo bueno, lo malo y lo feo.

¡Somos la vida del otro! Esta es una hermosa y poderosa promesa de compromiso que nos hacemos unos a otros.

Dios respeta y quiere que seamos lo más fieles posible a la alianza del matrimonio. Mateo 19:6 dice esto: «Así que ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios unió, no lo separe el hombre».

Dios quiere que esas palabras sinceras y optimistas que proclamamos al comienzo de nuestro matrimonio sigan siendo verdaderas mientras pasamos nuestra vida con nuestra pareja.

¡Dios sabe que no será una tarea fácil! Elegir amar a la misma persona en medio de años de nuevas responsabilidades, necesidades, intereses, deseos, luchas, dolores y alegrías requiere más de lo que podemos dar con nuestras propias fuerzas.

Necesitamos a Jesús para amarnos unos a otros fielmente. Exploremos lo que dice la Palabra de Dios acerca de permanecer fieles a nuestros matrimonios, y algunas formas prácticas en que podemos ponerlo en práctica juntos en nuestra vida diaria.

Publicaciones relacionadas

Aquí hay 3 versículos acerca de la fidelidad:

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”.

El Espíritu de Dios viviendo dentro de nosotros parece vivir una vida marcada por el fruto del Espíritu. Esta es la prueba de que somos discípulos de Jesús.

Estas son las cosas que nos distinguen del mundo que nos rodea. Esa evidencia incluye ser fiel a nuestras relaciones, compromisos, fe, Dios y nuestro matrimonio.

«No os sobrevendrá ninguna tentación. No es común entre las personas. Dios es fiel. No permitirá que seáis tentados más allá de lo que podéis soportar, pero en la tentación, Él también os dará una salida para que podáis soportarla. . .”

No tenemos que ser fieles en nuestras propias fuerzas. Dios sabe que seremos tentados, la vida está llena de dificultades y las tinieblas tratan de seducirnos con mentiras de gozo prohibido. Dios nos alienta, pero también nos recuerda que él es fiel.

Podemos vencer las tentaciones que son comunes en este mundo porque el poder de Dios está obrando en nuestras vidas. Él nos dio la fuerza que necesitábamos para mantenernos fieles a nuestros compromisos.

«Feliz será el hombre honesto, pero el que tiene ansias de enriquecerse no quedará impune».

Dios no ignorará nuestra fidelidad para vivir vidas justas y comprometidas. Él promete que nuestros esfuerzos serán bendecidos.

Dios se complace cuando elegimos ser fieles en nuestro matrimonio.

¿Cómo podemos ser fieles a nuestro cónyuge?

Permanecer fieles a nuestros cónyuges requiere que hagamos más que no tener relaciones extramatrimoniales. Nos exige estar presentes, participar, amar, comprometernos y estar dispuestos a perdonar, una y otra vez.

¿Cómo se ve esto en la práctica? Aquí hay algunas ideas para ti.

1. Sean honestos el uno con el otro

La honestidad crea seguridad en su relación.

Hace algunos años, mi esposo y yo fuimos a consejería juntos durante aproximadamente un año, y una de las primeras preguntas que hizo nuestro consejero fue si estábamos siendo honestos el uno con el otro. Se pregunta si hemos tenido grandes rupturas de confianza en el pasado o si están presentes.

Afortunadamente, podemos responder esta pregunta con certeza, y nuestros asesores dicen con confianza que podemos superar esto. Mientras tengamos confianza, podemos corregir otras partes rotas de nuestro matrimonio.

La investigación ha encontrado que el problema número uno que enfrentan las parejas casadas es la confianza y la traición.

La honestidad asegura que estemos viviendo unos con otros en una realidad verdaderamente compartida. Debemos ser abiertos en nuestra comunicación entre nosotros, no solo para evitar grandes traiciones, sino también para que no nos pillen desprevenidos las pequeñas cosas que no logran compartir la verdad entre nosotros.

Incluso si no está claro cuánto disfruta una actividad o si le oculta preocupaciones al otro, puede sentirse como una traición si no se comparte abiertamente.

2. Ponerse el uno al otro primero

Este consejo parece obvio, pero si somos honestos, ¡sobrevivir no es nada fácil! Cuando la vida va a tu manera, lo más fácil de poner en tu lista de prioridades es tu cónyuge.

No puedo decirte cuántas conversaciones he tenido con amigos lamentando cuánto tiempo ha pasado desde que tuvieron una cita nocturna adecuada con su cónyuge.

Trabajo, niños (especialmente niños), no querer molestar a la gente preguntándoles si pueden cuidar a los niños y estar ocupado en general porque las citas nocturnas están en pausa.

Reservar tiempo ininterrumpido con su cónyuge es peligroso para su matrimonio.

Así es mi familia: mi esposo y yo nos llevamos muy bien, pero a medida que pasan las semanas, no tenemos tiempo para relajarnos solos sin los niños. De repente empiezo a preguntarme si él se preocupa por mí, me siento más estresada porque no he «crecido» en la crianza de los hijos y otras responsabilidades, mi esposo piensa que mi enojo es una queja contra él, y luego en la semana 2 O en la semana 3, una pequeña chispa enciende una gran discusión.

Todo el mundo necesita afirmación, conexión, amabilidad y amor. La única forma en que podemos dar y recibir estas cosas consistentemente en nuestro matrimonio es si hacemos que amarnos unos a otros sea una prioridad.

3. Estén listos y dispuestos a perdonarse unos a otros

Mateo 18:21-22 dice: «Pedro se le acercó y le dijo: ‘Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que ha pecado contra mí? ¿Siete veces?» Jesús le dijo: «No siete veces a vosotros, sino setenta y siete veces.

¡El matrimonio es donde se prueba nuestra capacidad de vivir este versículo en nuestras propias vidas!

Ofrecer un perdón inmerecido es algo que debemos estar dispuestos a ofrecer a nuestros cónyuges todos los días… ¡Sé por años de experiencia que no es fácil de prolongar!

No solo tenemos que estar dispuestos a perdonar los grandes líos, sino que lo que nos cuesta aún más es perdonar los pequeños errores que cometemos. Como perdonar a tu cónyuge cuando olvida que tienes planes conjuntos en tu calendario o cuando olvida que necesitas desesperadamente algo de la tienda.

Cuando comenzamos a albergar un rencor secreto contra nuestro cónyuge, nuestro matrimonio comienza a levantar paredes. De repente, las cosas pequeñas se convierten en cosas grandes porque no solo te sientes frustrado por el hecho de que hoy se olvidaron de ayudar con los platos, sino que también te enoja que se hayan olvidado de ayudar con la limpieza cada vez durante los últimos 15 años.

Lavar los platos puede incluso ser una razón para separarse emocionalmente de su cónyuge.

Cuando lo decimos en voz alta… no puedo serle fiel a mi pareja porque no lavan los platos… ¡suena loco!

Pero si somos honestos, ¿cuánto de la lucha que sentimos en nuestro matrimonio tiene que ver con las cosas grandes y cuánto con los pequeños fracasos que secretamente anotamos en nuestro «libro de agravios» psicológico hacia nuestro cónyuge? Debemos perdonar una y otra vez para permanecer fieles a los votos que hicimos a nuestros cónyuges cuando comenzamos nuestro viaje juntos.

El matrimonio es algo vivo. Necesita que lo cuidemos, lo rieguemos, lo alimentemos, lo nutramos, lo protejamos del mundo, y solo toma poco tiempo antes de que encontremos podredumbre.

Si queremos ser fieles el uno al otro, debemos tomar decisiones todos los días que influyan en nuestra relación. Debemos crear rutinas que comuniquen amor, cuidado y crear un espacio para que nos conectemos unos con otros.

Ser fieles el uno al otro es una tarea diaria, pero afortunadamente, Dios promete darnos la fuerza que necesitamos para ayudar a que nuestro matrimonio prospere.

Crédito de la imagen: ©Unsplash/Jon Asato

Como reparar tu relacion con una madre narcisistaamanda edman es un escritor apasionado por inspirar a otros a vivir felices para siempre. Ella escribe devocionales para My Daily Bible Verse Devotional and Podcast, Crosswalk Couples Devotional, Daily Devotional App, publica en el blog MOPS como Her View from Home y es colaboradora habitual de Crosswalk.com. Puedes encontrar más información sobre Amanda en su página de Facebook o seguirla en Instagram.

LEER  estas triste ¿Querer hablar?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba