Amor

5 señales de que tu amigo es tóxico

amistad. Son una relación especial, ¿no? Parecen ser una parte importante de nuestra composición, quizás en parte porque podemos elegir a quién dejamos entrar en nuestro corazón e influir en nuestra vida. Un dulce amigo puede enriquecer nuestra vida de muchas maneras, trayendo una variedad de bendiciones. Sin embargo, las amistades también pueden ser las relaciones que más nos duelen. Mientras algunos amigos vienen a mejorarnos, otros nos dejan exhaustos o confundidos.

Proverbios 27:9 dice: “La dulce amistad nos refresca el corazón y nos llena el corazón de alegría, porque los buenos amigos son como el aceite de la unción que huele a la presencia de Dios.” Cuando pienso en la amistad, es lo único que me llega al corazón. .

¿Alguna vez has notado que un dulce amigo no solo trae alegría a nuestras vidas, sino que su amor por Jesús es tan evidente que anhelamos una relación más profunda con Jesús? ¡Alabado sea Dios por esto!

¿Quién no quiere un amigo así, verdad? Pero asumo que debido a que aterrizaste aquí, tu corazón está pesado y estás buscando sabiduría sobre cierto «amigo». Yo también he estado allí y lamento que hayas dejado una amistad problemática. Honestamente, todos necesitamos un poco de discernimiento a veces cuando tratamos con ciertos amigos. Especialmente aquellos que comienzan a desviarse en direcciones que nos hacen sentir incómodos.

Si bien todos somos solo un trabajo en progreso y estamos destinados a cometer errores, es importante saber que existe una clara diferencia entre las amistades saludables y las no saludables (tóxicas). No solo nos encontramos con un amigo así en nuestras vidas, sino que bien podemos ser un amigo tóxico sin darnos cuenta. Así que es importante entrar y asegurarnos de que somos el tipo de amigo que estamos buscando también.

Pero, ¿qué significa exactamente «tóxico»? Bueno, según Google, una persona tóxica es cualquier persona cuyo comportamiento afecta negativamente tu vida. Bueno, eso suena subjetivo porque mi forma de ver la toxicidad puede no ser la misma que la tuya.

Por lo tanto, necesitamos buscar la verdad cuando no tenemos claro qué posición tomar. ¿Qué les dice Dios a las personas tóxicas? Mientras trataba de revelar sus puntos de vista sobre el tema, dos versos me llamaron la atención:

Publicaciones relacionadas

1 Corintios 15:33 «No se dejen engañar: ‘Las malas compañías corrompen el buen carácter'».

1 Pedro 3:9 «No devuelvan mal por mal, ni insulto por reproche. Al contrario, devuelvan la venganza con bendición, porque han sido llamados para que hereden la bendición».

Esto es a lo que debemos aferrarnos: Dios se preocupa profundamente por nuestras relaciones con los demás. Eso es porque las empresas que poseemos nos dan forma y nos dan forma. Nuestros círculos estrechos deben ser aquellos a quienes no nos importa ser obedientes, porque con el tiempo aprenderemos algunas de sus cualidades (1 Corintios 15:33). Sin embargo, cuando nos encontramos con personas que involucran el mal o tienen un impacto negativo en nuestras vidas, se nos pide que respondamos con gracia y dignidad (1 Pedro 3:9). No significa que les permitamos que sigan abusando de nosotros o que se aprovechen de nosotros, significa que los perdonamos y los dejamos ir con gracia.

Dicho esto, debemos ser capaces de detectar las señales que conducen a comportamientos tóxicos que podrían dañarnos o, peor aún, alejarnos de Dios.

Aquí hay cinco señales de que puedes estar en una mala amistad y soluciones simples para manejarlas con cuidado:

1. Las amistades tóxicas son unilaterales, las sanas son recíprocas

La amistad es una calle de doble sentido. Ambos trajeron sus historias a la mesa. Debe ser una conversación que fluya libremente, compartiendo y escuchándose unos a otros. A menudo, sin embargo, un amigo puede monopolizar la conversación o seguir cargando con el equipaje emocional, agobiando al otro y provocando una espiral descendente.

Aquí hay algunas señales de que su amistad puede ser unilateral:

Comparten en exceso y rara vez escuchan.

Tienes muy poco espacio para hablar y rara vez te preguntan cómo estás.

Después de irse, por lo general se siente agotado o enojado.

2. Las amistades tóxicas ignoran los límites, las amistades sanas respetan los límites

Las amistades saludables establecen límites. Entienden que la familia y otros roles requieren prioridad, honor y respeto por su tiempo. Cuando una amistad comienza a ir más allá y usa tu energía o esfuerzo, el resultado generalmente no es bueno.

Aquí hay algunas señales de que su amistad puede estar poniendo a prueba los límites:

Por lo general, implica un comportamiento impredecible o eventos dramáticos.

A menudo llegan tarde a cosas que son importantes para usted.

Reacciones antinaturales (o diferentes) de su familia u otros amigos.

3. Las amistades tóxicas son manipuladoras y egoístas, las amistades sanas son honestas y generosas.

A veces nos encontramos con amigos que necesitan ayuda. Por lo general, es una temporada en la que se nos pide que llevemos las cargas de los demás (como deberíamos). Sin embargo, cuando los amigos llegan al punto en que constantemente piden ayuda y lo que puedes hacer por ellos, y este patrón de comportamiento te hace sentir incómodo, debes ser honesto contigo mismo.

Aquí hay algunas señales de que su amistad puede ser manipulada:

Evitan la confrontación y/o hacerse la víctima.

Hay una constante petición de ayuda.

Cuando se plantean preocupaciones, se enojan o se ponen a la defensiva.

4. Las amistades tóxicas no son dignas de confianza, las amistades sanas se basan en la confianza

Las amistades deben basarse en la confianza, donde ambas partes pueden estar abiertas entre sí y responsabilizarse mutuamente. Sin embargo, no hay nada peor que encontrarse en el centro de un círculo de chismes o rodeado de secretos y mentiras que poco a poco se convierten en una red pegajosa de la que desea deshacerse.

Aquí hay algunas señales de que no se puede confiar en su amistad:

Las conversaciones a menudo giran en torno a comentarios negativos sobre los demás.

Se culpan a sí mismos y rara vez admiten sus errores.

No hay mucha autenticidad o lagunas.

5. Las amistades tóxicas te hacen sentir incómodo, las amistades sanas te hacen ser quien eres

A veces nos encontramos con amigos que nos traen una vibra diferente. Ya sea que se trate de personalidades diferentes o simplemente de intereses inusuales, algunas amistades no son fáciles de entablar por la razón que sea. En estos casos, lo mejor es no obligarlos a pasar y buscar otras amistades.

Aquí hay algunas señales de que su amistad podría no ser adecuada para usted:

Siempre cancelan los planes.

La conversación se siente forzada e incómoda.

No puedes ser tú mismo alrededor de ellos.

Solución simple

rezar. Cuando descubras que tu amistad simplemente «se siente mal», busca la sabiduría de Dios y busca su guía. Deja que te ayude a ver a esa persona como él la ve. Cuando conozcas a ese amigo, invita a Dios a que se una a la conversación y pídele que te dé el coraje y la perspicacia para administrar amablemente tu tiempo, energía y esfuerzo con ese amigo.

hablar claro. A menudo, ser honesto y compartir tus preocupaciones con tus amigos es solo el empujón que necesitan para hacer cambios y salvar la amistad. Pero ten en cuenta que tus palabras pueden ser difíciles de escuchar, así que manéjalas con delicadeza y amabilidad.

Déjalos ir. A veces, lo más difícil que hacemos en la vida es crear espacio y distancia entre las personas que pueden lastimarnos. Deja que el Espíritu Santo te guíe aquí y comprende que si alguien te está cambiando o alejando de Dios, es mejor separarse. Dales perdón y ora por ellos. ¡Entonces ve a buscar esos dulces amigos que despertarán tu alegría interior!

oración final

Ama a Dios, te agradecemos mucho por ser nuestro amigo ante todo. Te pedimos que camines con nosotros, nos guíes y nos guíes, y que siempre estés ahí mientras buscamos amistades sanas. Nos encanta que seas un Dios profundamente conectado y que le des un gran valor a nuestras relaciones con los demás. Ayúdanos a crecer íntimamente contigo mientras encontramos amigos que puedan ayudarnos a hacer esto. Amén.

Crédito de la imagen: ©GettyImages/fizkes

Alicia SearleAlicia Searle Una devota autora, bloguera y oradora, le apasiona hablar y traer a mujeres de todas las edades de regreso a Jesús. Ella tiene una formación académica y una Maestría en Artes. Sus personas favoritas se llaman su mamá, razón por la cual pasa la mayor parte de su tiempo animándolas en los juegos de softbol o en las clases de baile. Está casada con su galán (una rubia alta y puntiaguda) que puede preparar un café con leche normal. Mientras su cachorro le lame los pies, ella sorbe la delicadeza mientras escribe su corazón en una hoja de papel.visita su sitio web aliciasearl.com Y conéctate con ella en Instagram y Facebook.

LEER  ¿Cuál es el significado bíblico de la paternidad?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba