Motivación

6 consejos para mejorar tu ciclo de sueño


como mejorar la calidad de tu sueño

El sueño es importante para su salud física y mental. No dormir lo suficiente puede afectar gravemente su productividad, niveles de energía, estado de ánimo, sistema inmunológico y más. Desafortunadamente, hoy en día muchas personas tienen problemas para dormir debido a problemas laborales, problemas familiares o problemas de salud.

No siempre puedes controlar todo, pero puedes desarrollar algunos buenos hábitos e incorporarlos a tu rutina diaria para dormir lo suficiente. Esto incluye apegarse a un horario de sueño y una rutina de ejercicios.

Puedes comenzar con pequeños cambios como: Por ejemplo, controlar su exposición a la luz, comer y beber con prudencia o ingerir Gotas de CBD para uso oral; Hay una variedad de estrategias que puede probar para desarrollar una rutina de sueño saludable para que finalmente pueda desconectarse y despejarse.

Si tiene dificultades para dormir, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a volver a encarrilar su ciclo de sueño:

Pruebe las ayudas naturales para dormir

Si tiene problemas para dormir, existen varias ayudas naturales para dormir que pueden ayudarlo. Éstos incluyen:

  • Té de camomila: El té de manzanilla tiene propiedades calmantes que pueden ayudarte a relajarte y conciliar el sueño.
  • raíz de valeriana: Esta hierba tiene propiedades sedantes y se ha utilizado para tratar el insomnio durante siglos.
  • aceite de lavanda: El aceite de lavanda es conocido por sus efectos calmantes y relajantes. Puedes poner unas gotas de aceite de lavanda en tu almohada o difusor para ayudarte a dormir.
  • melatonina: La melatonina es una hormona que ayuda a regular el sueño. Puede tomar suplementos de melatonina para ayudarlo a dormir.
  • CDB: El CBD es un compuesto que se encuentra en el cannabis y que ha demostrado tener efectos calmantes y relajantes. Puede tomar CBD en forma de tinturas, cápsulas o comestibles.

Encuentra la almohada perfecta

Si no te sientes cómodo en tu cama, no podrás dormir bien. Por eso es importante Elige la almohada adecuada – uno que soporta el cuello y la columna vertebral.

Lo mejor es buscar almohadas naturales, como las hechas de bambú o viscoelástica, ya que son hipoalergénicas y no irritan la piel ni causan alergias.

También es posible que desee encontrar una almohada que se ajuste a los contornos de su cabeza y cuello para que pueda dormir en cualquier posición sin sentirse incómodo.

Deshazte de las distracciones

Para poder dormir bien por la noche, debe estar en una habitación oscura y tranquila. Esto significa prescindir de fuentes de luz y ruido.

Si no puede controlar el ruido exterior, es posible que desee invertir en un dispositivo de ruido blanco o tapones para los oídos. Para la luz, puedes usar cortinas opacas o un antifaz.

Otra cosa que puedes hacer es deshacerte de todas las distracciones en tu dormitorio, como tu televisor, computadora portátil o teléfono inteligente. Si no puede conciliar el sueño debido al trabajo o algo que le asusta, escriba sus pensamientos en un diario para aclarar su mente antes de acostarse, o intente mantener uno meditación guiada.

Crea un ritual de sueño

Puede sonar tonto, pero crear un ritual antes de acostarse puede ayudarlo a relajarse antes de acostarse y entrar en un estado mental propicio para dormir.

Algunas cosas que puedes hacer como parte de tu ritual de sueño son:

  • meditación u oración: Pasar tiempo en silencio, reflexionar sobre tu vida o dar gracias por todas las bendiciones en tu vida puede ayudarte a relajarte y sentirte en paz.
  • lectura: Leer un libro (preferiblemente un libro de ficción) puede ayudarte a olvidar tus preocupaciones y escapar a otro mundo.
  • yoga o estiramientos: Algunas posturas o estiramientos suaves de yoga pueden relajar el cuerpo y liberar la tensión.
  • respiración profunda: Respirar profunda y lentamente puede calmarlo y prepararlo para dormir.

La clave es encontrar algo que funcione para ti y hacerlo todas las noches para que tu cuerpo y tu mente sepan que es hora de dormir.

Muevete

Si no realiza actividad física durante el día, tendrá problemas para conciliar el sueño por la noche. ejercicio es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su sueño, especialmente si tiene problemas de insomnio. Solo 30 minutos de ejercicio moderado al día pueden marcar una gran diferencia. Sin embargo, para obtener los mejores resultados, haga ejercicio al menos cuatro horas antes de acostarse.

El ejercicio libera endorfinas, los analgésicos naturales de tu cuerpo, que te hacen sentir más feliz y relajado. Un programa de ejercicio regular también aumentará su energía a lo largo del día y le facilitará conciliar el sueño.

Sigue la dieta adecuada

Lo que come y bebe durante el día también puede afectar su sueño. La cafeína, por ejemplo, es un estimulante que puede mantenerte despierto por la noche, por lo que es mejor evitarla después del almuerzo. El alcohol, por otro lado, puede causarle sueño, pero perturbará su sueño más tarde.

Algunas buenas opciones de alimentos que inducen el sueño incluyen:

  • Almendras: Las almendras son una buena fuente de magnesio, un mineral que mejora el sueño.
  • nueces: Las nueces tienen un alto contenido de triptófano, un aminoácido que promueve el sueño.
  • Tesoro: La miel puede ayudarlo a conciliar el sueño al elevar levemente sus niveles de azúcar en la sangre, lo que le indica a su cuerpo que libere hormonas que inducen el sueño.
  • Avena: La avena es una buena fuente de melatonina, una hormona que regula el sueño.

Coma una dieta saludable y evite las comidas copiosas antes de acostarse. También es importante mantenerse hidratado durante todo el día, ya que la deshidratación puede provocar insomnio.

Conclusión

No existe una solución única para un sueño reparador. Sin embargo, siguiendo estos consejos, puede crear un ambiente propicio para dormir y desarrollar buenos hábitos que lo ayudarán a obtener el descanso que necesita. Estos incluyen apegarse a un horario de sueño, ejercicio regular y comer una dieta saludable. También puede probar ayudas naturales para dormir como el té de manzanilla, la raíz de valeriana o el CBD. Finalmente, asegúrese de crear un entorno propicio para dormir eliminando las distracciones y creando un ritual de sueño.


Separar
LEER  Doctorado, Actividades de participación pública y yo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba