Autoestima

6 signos de una adicción a una persona.

La adicción se puede definir como una pérdida de control mientras se realiza una actividad que resulta en la participación repetida en esa actividad. Cuando te vuelves adicto a algo, comprometes demasiado tus recursos (tiempo y energía) porque no tienes control sobre ello.

Todos sabemos que las personas son propensas a las adicciones a las drogas, el alcohol, la comida, las compras, los juegos de azar, etc., pero ¿puedes volverte adicto a una sola persona?

¡Absolutamente!

Si bien la «adicción» no se reconoce oficialmente, si observa la definición de adicción anterior, verá que es fácil para las personas cumplir con los criterios.

Caso en cuestión: las redes sociales.

No hay duda de que las plataformas de redes sociales están diseñadas para ser adictivas. Pero, ¿qué tienen estas plataformas a las que la gente es realmente adicta?

No están obsesionados con las plataformas. No están obsesionados con los algoritmos. Son adictos a otras personas. Las personas pueden observar a otras personas durante todo el día. Claramente, esto es una sobreinversión.

Ser adicto a alguien generalmente se habla en el contexto de una relación romántica, pero puedes ser adicto a cualquiera. Puede ser adicto a amigos, colegas, familiares, parejas románticas, celebridades o extraños en las redes sociales.

obsesionado con una pareja romantica

Cuando estás enamorado de alguien, tu cerebro te vuelve adicto a tu pareja. Tiene que hacer esto para acercarlos a los dos y para que se sientan fascinados el uno por el otro.

En las primeras etapas de una relación romántica, el amor es neurológica, psicológica y conductualmente indistinguible de la adicción.

Después de que desaparece el aumento hormonal inicial, la adicción se desploma y las parejas románticas forman un vínculo seguro. Si eso no sucede y la adicción persiste, tenemos motivos para estar preocupados.

Cuando escuchas a una pareja joven decirte que son adictos el uno al otro, lo entiendes. se siente encantador

Imagina a un compañero que lleva diez años juntos diciendo lo mismo. No se siente bien.

Intuitivamente sabemos que la adicción es lo opuesto a la seguridad.

señales de que eres adicta a un chico

1. Idealización

La mente no te permitirá invertir demasiado en alguien a menos que lo idealices. ¿Qué es la idealización?

Pone a alguien en un pedestal. Sobreestimar a alguien. Solo concéntrese y exagere las cualidades positivas de una persona.

Esto es normal en las etapas iniciales de una relación, pero luego desaparece.

Los fanáticos que idealizan a las celebridades también pueden volverse adictos. Pueden pasar horas leyendo o viendo entrevistas con sus celebridades favoritas.

2. Anhelo y retraimiento

Ser adicto a uno puede mostrar los mismos síntomas que vemos en otras adicciones.

Especialmente anhelo y retraimiento.

Anhelas el contacto con esta persona. Cuando no puedes, experimentas el dolor de la abstinencia.

Como resultado, en una relación adictiva, los altibajos son muy altos y los bajos son muy bajos. Experimenta cambios de humor severos.

3. Obsesiones y compulsiones

Cuando eres adicto a alguien, domina tu mente. Dejas de pensar en otras cosas de tu vida. En casos extremos, deja de comer y ni siquiera puede dormir.

Los comportamientos compulsivos como espiar, acechar y enviar mensajes de texto/llamar todo el día también son signos de adicción.

4. Descuidar otras áreas de la vida

Es una consecuencia natural de que una cosa domine tu mente. Como una planta que no se riega con mucha frecuencia, lo que descuides caerá en el camino y morirá lentamente.

Cuando estás obsesionado con una persona, es posible que tengas o no el ancho de banda mental en otras áreas de tu vida. Toda tu vida gira en torno al objeto de tu adicción.

5. Apego inseguro

Nuestro estilo de apego es un factor importante en la forma en que interactuamos en las relaciones románticas.

Las personas con un estilo de apego inseguro pueden formar relaciones adictivas y codependientes. Los ansiosos y los evitativos se atraen entre sí como los polos de un imán.

Los primeros están sobreinvertidos en la relación, los segundos infrainvertidos.

La inversión insuficiente por parte de la pareja evasiva obliga a la pareja ansiosa a invertir más, mientras que la inversión excesiva por parte de la pareja ansiosa obliga a la pareja evasiva a invertir cada vez menos.

Como puede ver, esto no es propicio para una relación sana.

Si bien inicialmente pueden sentirse atraídos y adictos el uno al otro, las personas con estilos de apego inseguros pueden experimentar rápidamente fricciones en las relaciones.

Las parejas ansiosas se cansan de invertir demasiado y las parejas evitativas se cansan de luchar por su espacio e individualidad.

6. Interdependencia

Las personas con estilos de apego inseguro tienen menos probabilidades de sentirse satisfechas en sus relaciones.

Esto se debe a que su relación está impulsada por las inseguridades, el estrés y la ansiedad.

Hay interdependencia más que interdependencia.

Una relación codependiente es aquella en la que te vuelves demasiado dependiente y te identificas demasiado con tu pareja. Las personas en relaciones codependientes se pierden en la relación. ¿Qué significa perderse a uno mismo?

Significa que pierdes tu identidad: tus necesidades, intereses y pasatiempos.

Una relación sana y codependiente es aquella en la que ambas partes conservan sus identidades. Encuentran maneras de incorporar sus identidades en las relaciones. Otra forma de verlo es que integran sus relaciones en sus identidades.

Satisfacen algunas de las necesidades de su pareja, dejan que su pareja satisfaga algunas de las suyas y son capaces de satisfacer algunas propias.

hanan parviz

Hola, soy Hanan Parvez (MBA, MS Psychology), fundadora y autora de PsychMechanics. PsychMechanics ha aparecido en Forbes, Business Insider, Reader’s Digest y Entrepreneur Magazine.

LEER  "Las pruebas más difíciles por sí solas no son suficientes"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba