Motivación

Cómo la meditación puede controlar los síntomas del TDAH

La meditación puede ayudarlo a sobrellevar el desenfreno del TDAH y administrar mejor sus funciones ejecutivas.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta aproximadamente al 10 % de los niños y al 5 % de los adultos en todo el mundo. Se caracteriza por falta de atención, hiperactividad, impulsividad y dificultad para concentrarse.

La inquietud corporal es un síntoma común del TDAH y puede manifestarse como una incomodidad corporal de la que la mente lucha por deshacerse.

Las personas con TDAH tienen una deficiencia de dopamina natural en el cerebro. Esta falta de dopamina los vuelve inquietos de cuerpo y mente, y buscan emoción, estimulación y motivación.

¿Cómo puede ayudar la meditación al TDAH?

La meditación puede ser una herramienta poderosa para controlar los síntomas del TDAH porque puede aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, que a menudo son bajos en las personas con TDAH. También se ha demostrado que la meditación engrosa la corteza prefrontal, lo que ayuda a reducir la impulsividad, mejorar la concentración y mejorar la regulación emocional.

Meditación para el TDAHFoto de Felipe Borges, Pexels

Beneficios de la meditación para el TDAH

1. Impulsividad disminuida

Otro síntoma común del TDAH es la impulsividad mental, que puede conducir a un comportamiento impulsivo y malas decisiones.

La meditación puede ayudar a las personas con TDAH a ser más conscientes de sus pensamientos e impulsos impulsivos. Pueden omitir sus impulsos sin reaccionar a ellos y tomar decisiones más informadas.

2. Mejor regulación emocional

Las personas con TDAH a menudo tienen dificultad para regular sus emociones y pueden tener cambios de humor severos.

La meditación puede ayudarlos a ser más conscientes de sus emociones a medida que se elevan y aprender a manejarlas antes de actuar sobre ellas.

Esta conciencia temprana (y control) es más efectiva para reducir los arrebatos emocionales y mantener la estabilidad general del estado de ánimo.

3. Reducir la ansiedad y el estrés

Las personas con TDAH también pueden experimentar niveles más altos de ansiedad y estrés, lo que puede empeorar sus síntomas de disfunción ejecutiva.

La práctica de la meditación ha demostrado ser una herramienta eficaz para reducir la tensión inicial y prevenir los brotes de ansiedad. Y les ayuda a sentirse más tranquilos y relajados en un ambiente bajo en dopamina.

4. Mejora la atención y la concentración

Uno de los síntomas característicos del TDAH es la dificultad para concentrarse, y se ha demostrado que la meditación mejora la capacidad de atención y la capacidad de concentración tanto en niños como en adultos con TDAH.

La meditación de atención plena ayuda a las personas con TDAH a aprender a observar sus distracciones, como los sonidos del entorno o una perturbación en una parte del cuerpo, mientras redirige su atención a la tarea en cuestión.

Tipos de prácticas de meditación para el TDAH

Estos son algunos tipos de prácticas de meditación que pueden ayudar a las personas con TDAH:

1. Meditación de atención plena

La meditación de atención plena puede ser especialmente eficaz para las personas con TDAH porque les enseña a observar su experiencia de meditación sin intentar cambiar nada.

Aprenden a concentrarse en las experiencias del momento presente y notan pensamientos y sentimientos sin juzgarlos.

La atención plena puede ayudarlos a aceptar sus urgencias e impulsos, ayudándolos a lidiar mejor con las distracciones.

2. Meditación de introspección

La meditación de perspicacia, también conocida como meditación Vipassana, es un tipo de meditación destinada a desarrollar la perspicacia o la sabiduría.

Esto incluye prestar atención a sus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas a medida que surgen y observarlos con curiosidad y sin juicio.

El objetivo es desarrollar una comprensión más profunda de su mente y cómo funciona. Esto puede ayudar a las personas con TDAH a obtener una comprensión más profunda de sus experiencias internas y mejorar su capacidad para lidiar con las distracciones y la impulsividad.

Si bien tanto la meditación de introspección como la atención plena implican prestar atención a sus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas, la diferencia radica en el propósito y el enfoque de cada práctica.

  • La meditación de percepción se enfoca en desarrollar comprensión o sabiduría, así como también en desarrollar una comprensión más profunda de tu mente y cómo funciona.
  • La meditación de atención plena, por otro lado, se enfoca en estar presente en el momento y desarrollar un mayor sentido de conciencia y aceptación de su experiencia.

3. Meditación trascendental

La Meditación Trascendental implica el uso de un mantra o sonido para ayudar a una persona a alcanzar un estado de profunda relajación y paz interior.

El objetivo de la meditación trascendental es lograr un estado de profunda paz interior y relajación, y reducir el estrés.

Puede ser útil para reducir el estrés y la ansiedad en personas con TDAH.

4. Meditación caminando

Este tipo de meditación implica caminar conscientemente, concentrarse en las sensaciones de caminar y estar presente en el momento.

La meditación caminando puede ser especialmente útil para las personas con TDAH a las que les resulta difícil permanecer sentadas durante largos períodos de tiempo.

5. Yoga

Aunque técnicamente no es un tipo de meditación, el yoga implica una combinación de posturas físicas y control de la respiración, lo que puede ser útil para las personas con TDAH.

El yoga puede ayudar a mejorar el enfoque y la concentración, reducir la ansiedad y el estrés y mejorar el bienestar general. Algunos otros ejercicios de cámara lenta similares también pueden proporcionar beneficios similares.

Cómo empezar a meditar con TDAH

La meditación puede ser un problema para las personas con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a comenzar a meditar para su mente con TDAH:

Empieza pequeño: Comience con unos minutos de meditación por día y aumente gradualmente la duración a medida que se sienta más cómodo con esta práctica. Elija un lugar tranquilo que pueda usar todos los días.

Usa meditaciones guiadas: Hay muchas aplicaciones y videos de meditación que pueden ser útiles para las personas con TDAH que recién comienzan a meditar. Estas meditaciones guiadas brindan estructura y orientación, lo que facilita la concentración y la participación en la práctica.

Practica consistentementeR: La constancia es clave cuando se trata de la meditación, así que trata de practicar todos los días, aunque solo sea por unos minutos.

Practica a la misma hora todos los días.y: Establecer un régimen de meditación constante puede ser útil para las personas con TDAH, ya que proporciona una estructura y una rutina. Configurar un temporizador puede ayudar a las personas con TDAH a mantenerse concentradas durante la meditación al darles un período de tiempo determinado para concentrarse en su práctica.

Activa algún movimiento: Algunas personas con TDAH pueden tener dificultades para permanecer sentadas durante mucho tiempo. Incorporar movimiento en su meditación, como a través del yoga o la meditación caminando, puede ayudarlo a mantenerse enfocado y comprometido.

Meditación Insight paso a paso para adultos con TDAH

Las personas con TDAH tienen problemas para concentrarse, concentrarse, quedarse quietos y organizarse. Esto puede dificultar las prácticas tradicionales de meditación para las personas con TDAH.

La mayoría de las prácticas tradicionales de meditación involucran una concentración enfocada en la respiración. Ahora, cuanto más intenta concentrarse una persona con TDAH, más divaga su mente, creando un bucle molesto.

Aquí hay una sesión de meditación de comprensión paso a paso para el TDAH:

Busque un lugar tranquilo y cómodo donde pueda sentarse o acostarse. Apague todas las distracciones como teléfonos o computadoras.

  1. Ponte cómodo y cierra los ojos. Tome algunas respiraciones profundas.
  2. Trate de determinar si siente alguna inquietud en alguna parte de su cuerpo.
  3. Sé curioso y prepárate para explorar este sentimiento de inquietud.
  4. Trate de señalar exactamente dónde parece ser central y dónde está su núcleo.
  5. Note la intensidad y la calidad vibratoria de ese sentimiento. Míralo moverse y pulsar a través de tu cuerpo.
  6. Si siente inquietud en el pecho o el abdomen, coloque las manos en ese lugar y vea cómo afecta la sensación. No estás tratando de hacerlo más grande o más pequeño. Simplemente tienes curiosidad sobre cómo te sientes y notas si tocar ese lugar cambia la sensación.
  7. Traiga conciencia, atención y claridad a la experiencia y observe si cambia de alguna manera. ¿Te resistes a la experiencia? ¿Estás obsesionado con eso en absoluto? Averigua si estás imaginando estas cosas.
  8. Si su mente divaga, llévela suavemente de vuelta a la sensación en su cuerpo y vuelva a comprobarlo con regularidad. No te juzgues por estar distraído; simplemente vuelve a sentir momento a momento.
  9. Concéntrese en las sensaciones de su cuerpo, siga notando y explorando, y trate de encontrarlas con aceptación y calidez.
  10. Puede abrir lentamente los ojos si están cerrados.

Ultimas palabras

Aquí están nuestros mensajes para llevar:

  • La meditación puede complementar el tratamiento médico para el TDAH.
  • Los principiantes deben comenzar poco a poco y ser consistentes, incorporar movimiento en su práctica y usar meditaciones guiadas.
  • Sugerimos obtener el permiso de su médico y consultar con un experto en meditación antes de intentar meditar por su cuenta con síntomas de TDAH.

• • •

Biografía del autor: Escrita e investigada sandip roy – M.D., psicólogo escritor e investigador de la felicidad que escribe sobre el bienestar mental, la felicidad, la psicología positiva y la filosofía (especialmente el estoicismo).

• ¡Nuestra historia de felicidad!

Si te gustó, por favor corre la voz.

LEER  Cómo apoyar a un familiar con demencia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba