Autoestima

El tiempo vuela, pero eres piloto

Somos conscientes de las muchas relaciones con las que nos enfrentamos, tenemos sentimientos y tratamos de cambiar. Nuestra relación con amigos, familiares, socios, hijos, padres, jefes, colegas y nosotros mismos es a menudo una relación que nos angustia y nos esforzamos por mejorar.

Por lo general, es nuestra relación con cosas no materiales, no pensamos en eso, pero tiene un gran impacto y nos impulsa Profunda e inconscientemente. Esto incluye nuestra relación con el dinero, el sexo, la comida, las drogas (incluido el alcohol), el trabajo, la seguridad y el tiempo. Nuestra relación con estas cosas afecta nuestros sentimientos, comportamientos y elecciones. Sin embargo, a menudo controlamos estas relaciones de forma inconsciente, sin pensar en cómo les damos forma.

Fuente: foto del autor

Nuestra relación con el tiempo es una de las relaciones más importantes pero conflictivas que tenemos. Nunca se siente lo suficiente, vuela demasiado rápido o casi nos estamos acabando.

O al contrario, el tiempo pasa lentamente y sentimos que lo estamos desperdiciando. Por lo general, nuestra relación con el tiempo es inconsciente o malsana; se siente como si nos controlara y no nos tratara bien.

¿Cómo nos transformamos en una relación más sana con el tiempo? Como cualquier relación, requiere una participación activa y un esfuerzo consciente para que sea saludable.

Aquí hay siete sugerencias para trabajar activamente para transformar nuestra relación con el tiempo en una relación más consciente y saludable:

1) Presta atención a tu lenguaje cuando pienses y hables sobre el tiempo.Nuestro lenguaje ayuda a moldear las relaciones y el tiempo no es una excepción. Crear una nueva forma de hablar sobre el tiempo, que tenga que ver con la riqueza, la creatividad y la propiedad.

En lugar de decir «No tengo tiempo», es mejor decir «La próxima vez necesito reservar más tiempo». Escriba creencias restrictivas y cree creencias nuevas y más capaces.

2) Controla tu tiempoA menudo sentimos que el tiempo nunca es suficiente, pero ¿es esto cierto? Sí, el tiempo es limitado y valioso, pero el tiempo es mucho. Reconoce esta riqueza. Por lo general, parece que esto no es suficiente, porque inconscientemente pasamos demasiado tiempo desplazándonos por el teléfono o distrayéndonos con tareas no planificadas.

La falta de planificación, insistir en planificar y elegir conscientemente cómo usar el tiempo nos hace sentir que nos falta un sentido de propiedad del tiempo. Sin propiedad, el tiempo se siente como si estuviéramos sentados en el lomo de un caballo fuera de control. Toma las riendas.

3) Para reflejar esta autorización, utilice herramientas relacionadas con el tiempo. Por ejemplo, calendarios, horarios, alarmas y alarmas. Use listas de tareas pendientes y asegúrese de que sean manejables dividiéndolas en categorías importantes.

No se preocupe por las cosas que se pueden reservar para futuras citas. Priorizar y ceñirse al plan. Cumplir con el plan lo empoderará y le enseñará cuál es la forma básica de matar el tiempo y cuál no.

4) Sea honesto con sus prioridadesA menudo usamos el tiempo como excusa para no hacer algo o como razón para decir «no». Todos hacemos esto: «Lo siento, no tengo tiempo». Es una forma de respetar nuestros límites, pero no es completamente honesto. Todos tenemos tiempo, solo tenemos que priorizarlo, porque no es infinito. Elegimos gastar nuestro tiempo de acuerdo a nuestro valor.

Si algo es una prioridad, intente crear espacio. Esto también se aplica al cuidado personal y al descanso. Si nuestra salud física y mental es importante (porque la necesitan), haremos tiempo para que dejen pasar otras cosas.

La multitarea puede parecer eficiente, pero la ciencia es clara en que solo podemos hacer una cosa a la vez. Al final, la multitarea puede ser lo que hace volar el tiempo. Esta también puede ser la razón por la que nos sentimos más estresados ​​y menos eficientes.

5) Sea específico en sus acciones. En cambio, concéntrese en una cosa (o una persona) en un momento dado. Al sentirse mejor, aumentará la productividad y mejorarán las relaciones interpersonales.

6) No dejes que las cosas se vuelvan familiaresLa mayoría de nosotros nos hemos sentido así: el tiempo pasa más rápido cada año. Esto puede deberse a que no hemos notado el fenómeno de las cosas familiares. Es como pasar por delante de su vecino en el camino a casa sin darse cuenta. Todo esto le resulta familiar y se encuentra en un estado de conducción autónoma.

¿Y si dejamos de permitir que esto suceda? ¿Y si miramos todo como la primera vez que lo vimos? El tiempo puede volverse repentinamente menos oscuro, dejándonos completamente en el presente.

7) Aprecia la vida actual. Cuando pensamos en el pasado o soñamos con el futuro, el tiempo parece estar pasando. Cuando aprendemos a apreciar, cada momento es precioso. Puede ser difícil entrenar nuestras mentes para que permanezcan como están, pero puede ayudarnos a mantener el ritmo del tiempo.

Practica ser consciente del presente y prestar atención a ralentizar el tiempo (la meditación trascendental regular puede ayudar a esta práctica). Comente su experiencia en este momento para usted mismo o para otros para participar más plenamente.

El hecho es que cada día que tenemos es un gran regalo. Lo usamos para amar, sentirnos felices y reír, escuchar música, observar la naturaleza, movernos, leer, hacer un trabajo significativo y descansar. Si consideramos el tiempo como una especie de disfrute, podemos vivir completamente en el presente y quizás darnos cuenta de lo maravilloso que es vivir.

En lugar de prestar atención a la cantidad de tiempo que tenemos, podemos pensar en ello como un regalo poderoso y empoderador.

Nuestra relación con el tiempo es una de las relaciones más importantes que tenemos. Como toda relación, necesitamos estar presentes para hacerla completamente nuestra.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba