Emociones

La ciencia detrás de la ternura del osito de peluche

En un estudio reciente, los científicos descubrieron los secretos detrás del poder calmante de los osos de peluche.

El estudio encontró que una combinación de conexiones emocionales y características físicas como la apariencia, el olor y la textura contribuyen a la comodidad que las personas sienten al sostenerlos.

Quizás, como era de esperar, los osos de peluche grandes y suaves han demostrado ser los más reconfortantes de todos.

¿Cuándo y cómo se volvieron tan lindos los osos de peluche?

A principios del siglo XX, los primeros osos de peluche se diseñaron para parecerse a sus contrapartes salvajes, con brazos largos y un hocico alargado.

Como objeto diseñado para evocar atracción, afecto y afecto, la forma del osito de peluche ha evolucionado de forma natural con el tiempo para encarnar características infantiles utilizando lo que se conoce como el «esquema del bebé». Este concepto postula que los rasgos faciales juveniles, como una cabeza grande, una cara redonda, una frente grande y ojos grandes, se perciben como entrañables y evocan un comportamiento cariñoso al influir en los procesos de atención.

Los estudios empíricos han confirmado esto desde entonces. Por ejemplo, las madres de niños agradables muestran una actitud más afectuosa hacia sus hijos que las madres de niños menos agradables. Y otro encontró que los niños responden a los rasgos faciales juveniles de humanos y animales, destacando que esta preferencia por el atractivo aparece temprano en el desarrollo.

LEER  Die Bedeutung Hinter Dieser Kraftvollen Zahlenreihe

es una cara de bebe

Estos resultados son consistentes con investigaciones previas sobre los efectos positivos de los animales lindos en el desarrollo emocional de los niños.

Por lo tanto, no es de extrañar que los objetos de transición, como los osos de peluche diseñados para fortalecer los lazos emocionales, también hayan ganado atractivo debido a los rasgos faciales juveniles. Con el tiempo, las caras de los osos de peluche han cambiado para ser diferentes a las de los primeros osos, guiados por la preferencia de los dueños por características más atractivas.

Además de las características faciales, los osos de peluche también tienen un pelaje mucho más suave que sus contrapartes salvajes y vienen en una amplia variedad de formas, colores y texturas, cada uno de los cuales refleja las preferencias únicas de sus dueños.

Las conexiones emocionales son más importantes que las características físicas

Se ha descubierto que las personas con una fuerte conexión emocional con un oso de peluche, a través de recuerdos especiales, experimentan una mayor sensación de comodidad al sostener el oso de peluche.

El estudio también encontró que las características físicas y sensoriales de los osos de peluche pueden contribuir a su efecto calmante. Por ejemplo, los osos de peluche suaves y tiernos tienden a ser más cómodos de sostener.

Sin embargo, este efecto solo se observó cuando los participantes jugaban con ositos de peluche que no eran de su propiedad. Cuando jugaba con su osito de peluche, la conexión emocional era más importante.

Además, el estudio reveló la influencia de la apariencia en el efecto calmante de los osos de peluche: se encontró que el tamaño era el factor más importante, los osos de peluche más grandes se perciben como más reconfortantes.

Pero otros atributos físicos, como el color, la pose o la cara del oso, no tuvieron mucho efecto en lo reconfortante que parecía.

Cómo huelen y se sienten los osos de peluche también importa.

El estudio también examinó el efecto del aroma sobre el poder calmante de los osos de peluche.

Esto está en línea con investigaciones anteriores que han demostrado que el olfato puede desempeñar un papel crucial en el vínculo emocional, con investigaciones que muestran que los niños pueden reconocer a sus cuidadores por el olor, y los adultos eligen parejas en función de su olor.

Se ha encontrado que cómo se siente un oso de peluche es fundamental para su efecto calmante. La suavidad se identificó como el factor más importantey se ha descubierto que abrazar o sostener un oso de peluche brinda comodidad y reduce los sentimientos de miedo.

En general: es una combinación de conexiones emocionales más la apariencia, el olfato y el tacto.

En conclusión, el poder reconfortante de los osos de peluche es el resultado de una combinación de conexiones emocionales y cómo se ven, huelen y sienten.

La investigación futura puede explorar cómo las personas califican a sus osos de peluche por su comodidad y cómo los niños ven y atribuyen emociones a los osos de peluche.

El oso de peluche sigue siendo una herramienta valiosa en la investigación psicológica con un gran potencial para futuras investigaciones.

Estudiar: “¿Qué hace que un osito de peluche sea reconfortante? El estudio colaborativo muestra un predominio de las características sensoriales y las conexiones emocionales en la percepción de reconfortar a los osos de peluche”.
Autores: Anne-Sophie Tribo, Natalie Blanc, Thierry Brassac y otros.
Publicado: 30 de enero de 2023
Revista: Revista de Psicología Positiva
DOI: https://doi.org/10.1080/17439760.2023.2170273

Otras noticias recientes de psicología:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba