Ansia

La guía para padres sobre qué esperar en la terapia familiar

La terapia familiar puede no ser tan emocionante como un viaje a Disneyland, por ejemplo, pero puede tener efectos positivos a largo plazo que perduran más que cualquier recuerdo de Mickey Mouse. Mejor aún, puede ser una adición eficaz al tratamiento general de su hijo ansioso.

Contrariamente a algunas doctrinas antiguas, la terapia familiar no es un lugar donde los miembros de la familia se sientan y se gritan unos a otros. No tiene la intención de señalar con el dedo a los padres, culpar a los padres por el miedo de sus hijos o lanzar acusaciones contra nadie. En cambio, la terapia familiar es un método de psicoterapia que involucra a su hijo ansioso y a otros miembros de la familia.

Mayo Clinic señala que el objetivo general es ayudar a los miembros de la familia a entenderse mejor, mejorar la comunicación familiar y enfrentar conflictos o situaciones desafiantes.

Las sesiones suelen durar unos 50 minutos. Pueden ser dirigidos por un psicólogo, un trabajador social o un terapeuta con licencia, todos los cuales tienen un título universitario o de posgrado. Su terapeuta también puede tener un certificado de la Asociación Estadounidense de Terapia Matrimonial y Familiar (AAMFT). Nuestro Guía para padres para elegir un terapeuta para su hijo ansioso proporciona información detallada sobre cómo encontrar un terapeuta que pueda trabajar para su hijo y su familia.

Cómo funciona

consultivoLos métodos de terapia familiar pueden variar ampliamente y no todos los miembros de la familia tienen que asistir a todas las sesiones. La primera sesión le da a su terapeuta la oportunidad de aprender más sobre su familia y lo que está sucediendo, mientras que la siguiente sesión le permite enfocarse en la dinámica familiar y temas relevantes. El tratamiento puede ser a corto plazo y durar alrededor de seis meses si se enfoca en problemas específicos que se resuelven al final. El tratamiento a largo plazo también puede ser una opción.

Mayo Clinic dice que las sesiones de terapia familiar:

  • Revise las habilidades de comunicación actuales de su familia, tales como: B. Cómo expresas tus emociones y pensamientos
  • Descubra cómo suele resolver los conflictos
  • Examinar las reglas, roles y comportamientos familiares para identificar aquellos que pueden ser dañinos o contribuir al conflicto.
  • Proporcionar formas productivas de resolver conflictos y problemas.
  • Señale las fortalezas y debilidades de una familia y ofrezca consejos sobre cómo mejorar ambas

¿Cómo ayuda esto a su hijo ansioso?

Digamos que su hijo ha tenido ansiedad durante mucho tiempo, pero su familia realmente no entiende cómo lidiar con ella. Le preocupa el estado mental de su hijo, que aumenta sus niveles de estrés y distrae la atención del resto de su familia.

Suponga que también está tratando de «eliminar» el miedo de su niño ansioso dándole lo que quiera, cuando quiera. Los otros miembros de su familia se enojan y se produce una discusión. Desde entonces, su hijo ansioso ha descubierto que puede haber un juguete nuevo cuando tiene rabietas o se queda despierto toda la noche gritando por lo asustado que está.

El resultado final de este ejemplo es una familia bastante desgarrada. Su hijo ansioso está gritando, los otros miembros de su familia están molestos y usted es un desastre estresado. Nadie se comunica más allá del sonido de un portazo y te arruinarás comprando los juguetes de tus niños temerosos para evitar que griten.

La terapia familiar puede ayudarlo a identificar las acciones que contribuyeron a la ruptura de la familia y las formas de corregir esas acciones. Su terapeuta puede ayudarlo a ver dónde se encuentra, a determinar dónde quiere estar y a trabajar juntos en las formas en que su familia puede llegar allí.

Usted, su hijo ansioso y otros miembros de la familia también pueden comprender mejor el miedo de su hijo. Cualquiera no solo puede irse con una mejor comprensión de una amplia variedad de problemas familiares, sino que también puede irse a casa con una bolsa llena de soluciones para resolverlos. Y ni siquiera necesitas otro viaje a Disneyland para eso.

«Las sesiones de terapia familiar pueden enseñarle habilidades para profundizar las conexiones familiares y sobrevivir a tiempos estresantes», dice Mayo Clinic, «incluso después de haber terminado las sesiones de terapia».

¿Funciona?

niño felizBueno, definitivamente puede. La terapia familiar puede ser muy eficaz siempre que los participantes sean honestos, abiertos y dispuestos. Un terapeuta tendría dificultades para ayudar a alguien si la persona está ocultando la verdad o si está sentada allí cerrada con los brazos cruzados con fuerza sobre el pecho.

Aunque la terapia familiar no es una cura mágica, se publicó un informe de investigación en Revista de la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente apoya como un tratamiento eficaz para una variedad de problemas de la niñez. La revisión sugiere que agregar terapia familiar a los planes de tratamiento puede ayudar a los niños con:

  • ansiedad
  • depresión
  • Abuso de sustancias
  • Problemas de comportamiento
  • Problemas académicos
  • TDAH
  • Varios trastornos mentales

El artículo de investigación encontró que involucrar a los padres en las sesiones de terapia para tratar a los niños con esquizofrenia redujo el riesgo del niño de sufrir una recaída esquizofrénica hasta en un 50 por ciento. No tan mal.

Consejos para preparar a su hijo ansioso para la terapia

Las cualidades anteriores de honestidad y franqueza pueden ayudar mucho a su hijo mientras se prepara para su primera visita. Los consejos de KidsHealth.org pueden ayudarlo a prepararse para su primera visita y más allá:

Explíquele a su hijo por qué su familia intentará la terapia. Puede ser útil proporcionar ejemplos específicos de situaciones que fueron particularmente desafiantes para la familia, así como las emociones y comportamientos difíciles que experimentan los miembros de la familia. Puede decir algo como: «¿No sería bueno si todos pudiéramos mejorar esta situación con un poco de ayuda?»

Discuta qué es un terapeuta y qué hace un terapeuta. KidsHealth sugiere usar la analogía de un documento médico para niños más pequeños. Pueden sugerir que un terapeuta es similar a un médico, pero sin un examen físico (¡o disparos!). Dele a su hijo una breve descripción general de lo que puede esperar. Explique cómo los terapeutas hablan con los miembros de la familia para averiguar cómo pueden ayudar a que la familia se lleve mejor.

Enfatice lo bien que toda la familia puede manejar esa ayuda, no solo su hijo ansioso. También puede señalar que cualquier cosa que su hijo le diga al terapeuta es información confidencial que nadie más conoce. La única excepción es cuando se percibe que los pacientes pueden hacer algo que sea perjudicial para ellos mismos o para los demás.

Ofrezca apoyo. Las sesiones de terapia pueden agotar a los miembros de la familia o incluso aumentar temporalmente la ansiedad de su hijo al abordar problemas y emociones difíciles. Esté ahí para ellos. Capacite a su hijo y a otros miembros de la familia para que estén disponibles para escuchar sus inquietudes. Tómese el tiempo para tener discusiones significativas y mostrar su cuidado.

Practica lo que has aprendido. Trate de aplicar las herramientas aprendidas en la terapia en su hogar y señale cuándo usted, su hijo ansioso y otros miembros de la familia pueden hacerlo. También puede organizar reuniones familiares para mejorar aún más la comunicación y discutir cualquier tema que surja entre las sesiones de terapia. Termine con una actividad divertida como un viaje al parque o una actividad familiar popular.

Cuando lleva las lecciones a casa y las incorpora a su propia vida, puede comenzar la sanación y la armonía a largo plazo.

FUENTES:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba