Amor

Mal comportamiento en las relaciones: ¿cuánto debe soportar?

Mal comportamiento en las relaciones ¿cuanto debe soportarEl mal comportamiento ciertamente significa algo diferente para cada uno de nosotros.

Puede experimentarlo de miembros de la familia, compañeros de trabajo, amigos o personas en la fila en la tienda de comestibles.

Esto podría significar:

– Ponga siempre los platos sucios en el fregadero y no en el lavavajillas

– sarcástico y menospreciándote

– Ignora lo que dices, no escuches

-Engañarte

Publicaciones relacionadas

– No seguir el acuerdo.

– Arrebatos periódicos de ira y rabia.

– renunciar sin hablar contigo

a menudo mienten

– empujarte, golpearte

La lista puede seguir y seguir…

Cada uno de nosotros sabe cómo queremos que nos traten y cuándo la otra persona no cumple como nos gustaría…

Marcamos lo que están haciendo o no haciendo como «mal comportamiento».

En esa pestaña, hemos agregado una situación potencialmente despectiva.

¿Deberías aguantar lo que llamas mal comportamiento?

Si bien no hay una respuesta única, aquí hay algunas pautas para que consideres si has estado aguantando el mal comportamiento…

1. Decide honestamente si el comportamiento es un factor decisivo

Usamos la palabra «honestidad» porque a menudo nos contamos una historia como:

– «Tampoco tan mal. No lo dijo así.»

— «Dijo que no lo volvería a hacer».

Considere si está poniendo excusas por un problema de comportamiento muy grave que no quiere soportar más.

Esto puede ser aterrador porque puede haber todo tipo de razones para que usted se encuentre en un estado poco saludable.

Solo tú puedes decidir cuándo has tenido suficiente.

Si necesita ayuda para decidir, contáctenos aquí para una conversación gratuita…

2. Si el comportamiento no es un motivo de ruptura en la relación, no se culpe, considere cómo está causando su malestar.

¿Estás pensando en este comportamiento una y otra vez, incluso si no sucede?

¿Te estás enfocando en lo incorrecto en lugar de conectar el momento y lo correcto?

¿No estás apreciando cómo esta persona puede contribuir a tu vida al enfocarse en el mal comportamiento?

Mira dentro de ti y permítete ver la verdad en la respuesta sin dejar que «tú» estés equivocado.

Al ver cosas nuevas, es posible que pueda tomar otras decisiones cuando el comportamiento vuelva a ocurrir.

No queremos «vivir con eso»…

Pero estamos diciendo que cuando vea cómo puede exacerbar su ansiedad por la situación, puede encontrar un alivio que nunca supo que existía.

3. Vea lo que hay debajo de su irritación, puede abrirse e invitar a la discusión

Susie recordó el tono de Otto hace unos años que a veces le hacía pensar que la estaba menospreciando y que era una estúpida.

Él nunca pensó que ella fuera estúpida, pero esos eran sus pensamientos y el significado que le daba a sus acciones cuando sonaba condescendiente con ella.

Siempre terminaba en desacuerdos y ambos nos sentíamos desconectados por un tiempo…

Hasta que Susie la vio reaccionar a sus viejas ideas…

Se da cuenta de que su padre a veces pensaba que era una estúpida mientras crecía, especialmente cuando no podía hacer lo «correcto».

¡Convirtió el tono de Otto en lo que su padre llamó desaprobación (a pesar de que había estado muerto durante muchos años) y se disparó porque pensó que Otto también pensaba que era estúpida!

Al ver esto, puede discutir con Otto, porque él no se sintió atacado por un tiempo, por lo que también vio algo nuevo.

Vio que su intensidad y tono no tenían nada que ver con Susie. Él le dijo que en esos momentos en los que ella podría haber buscado ayuda, no estaba seguro de poder resolver el problema.

Su tono expresaba decepción consigo mismo y sus supuestas deficiencias.

Cuando todos vemos cómo podemos contribuir a esta situación a través de las historias que creemos…

Cuando reaparece el patrón, la situación es mucho más fácil.

El mal comportamiento está en el ojo del espectador, y te invitamos a echar un vistazo más de cerca a lo que está pasando.

Los invitamos a mirar con honestidad y tomar decisiones que sean amorosas y saludables para ambos.

LEER  Una perspectiva kantiana sobre la Escala de Utilitarismo de Oxford

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba