Fobias

NIMH » Las tasas de suicidio juvenil aumentan durante la pandemia de COVID-19

22 de mayo de 2023• Aspectos destacados de investigación

El suicidio es la principal causa de muerte entre los jóvenes en los Estados Unidos. Las muertes por suicidio de jóvenes habían aumentado antes de que comenzara la pandemia de coronavirus (COVID-19), por lo que es fundamental comprender cómo la pandemia está afectando esta crisis de salud pública. En un nuevo estudio respaldado por el Instituto Nacional de Salud Mental, los investigadores examinaron las tendencias y características nacionales del suicidio juvenil en los Estados Unidos antes y durante la pandemia de COVID-19.

El equipo de investigación, dirigido por Jeffrey Bridge, Ph.D., Donna Ruch, Ph.D., y Lisa Horowitz, Ph.D., MPH, analizó los datos nacionales de suicidio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los investigadores identificaron por primera vez el suicidio como causa de muerte entre todos los jóvenes estadounidenses de 5 a 24 años durante los primeros 10 meses de la pandemia (del 1 de marzo de 2022 al 31 de diciembre de 2022). Calcularon las muertes por suicidio totales y mensuales en general y por sexo, edad, raza y etnia, y método de suicidio. Luego examinaron cuántos jóvenes murieron por suicidio durante los primeros 10 meses de la pandemia y lo compararon con el número estimado de muertes por suicidio (calculado con datos de los 5 años anteriores) durante el mismo período sin pandemia.

Los investigadores identificaron a 5568 jóvenes que se suicidaron durante los primeros 10 meses de la pandemia, más de lo que se hubiera esperado sin la pandemia. A partir de julio de 2022, meses después de la pandemia se encontró una tasa de suicidios superior a la esperada.

LEER  Leslie Witt de Headspace Health sobre el futuro de la salud mental: meditación, entrenamiento de texto, teleterapia, telepsiquiatría y comunidad

El aumento de las muertes por suicidio varía según el sexo, la edad, la raza y el origen étnico, y el método de suicidio. Los hombres, los preadolescentes de 5 a 12 años, los adultos jóvenes de 18 a 24 años, los jóvenes indios americanos o nativos de Alaska no hispanos y los jóvenes negros no hispanos tienen más muertes por suicidio de lo esperado durante la pandemia. Las muertes por suicidio con armas de fuego también fueron más altas de lo esperado.

Ciertos grupos raciales y étnicos, en particular los jóvenes indios americanos o nativos de Alaska no hispanos y los jóvenes negros no hispanos, informaron aumentos marcados en las muertes por suicidio, lo que subraya las disparidades persistentes en las tasas de suicidio que probablemente se vean exacerbadas por la pandemia. El aumento de las muertes por suicidio antes de la adolescencia también sugiere que se puede necesitar más atención a este grupo de edad, que a menudo no se estudia en la investigación de prevención del suicidio y tiene necesidades de desarrollo diferentes a las de los adolescentes mayores y los adultos jóvenes.

El estudio es solo el primer paso para examinar el impacto de la pandemia en la salud mental de los adolescentes y apunta a varias áreas que requieren más investigación. Primero, otros eventos o factores no relacionados con la pandemia que ocurrieron durante el período de estudio pueden haber contribuido al aumento de las muertes por suicidio de jóvenes, pero no se midieron. En segundo lugar, todavía se necesita investigación para determinar las causas subyacentes del aumento de las muertes por suicidio de jóvenes, tanto en general como en grupos específicos. En tercer lugar, el período de la pandemia de COVID-19 analizado en este estudio se limita a 10 meses en 2022 y no refleja tendencias a largo plazo en el suicidio juvenil que pueden cambiar a medida que persiste la pandemia. Finalmente, las muertes por suicidio pueden no ser reportadas para algunos grupos debido a datos inexactos o mal clasificados; el monitoreo continuo de las tasas de suicidio ayudará a aclarar el riesgo de suicidio que enfrentan los jóvenes en los Estados Unidos.

LEER  Se ha descubierto que la terapia cognitiva conductual basada en teléfonos inteligentes reduce significativamente el insomnio, superando significativamente el entrenamiento del sueño.

El estudio muestra que la pandemia ha afectado las tasas de suicidio juvenil, pero ese impacto no ha afectado a todos por igual y varía según el sexo, la edad, la raza y el origen étnico. Por lo tanto, los autores sugieren que la implementación amplia de los esfuerzos de prevención del suicidio en entornos que atienden a los jóvenes, mientras se adaptan estos esfuerzos para abordar las disparidades que enfrentan grupos específicos, puede ser útil. Además, dada la duración prolongada de la pandemia y su impacto continuo en los jóvenes de los Estados Unidos, es importante monitorear las tendencias a largo plazo en las tasas de suicidio asociadas con el COVID-19 e identificar los factores que contribuyen a un mayor riesgo de suicidio entre ciertas personas.

Referirse a

Bridge, JA, Ruch, DA, Sheftall, AH, Hahm, HC, O’Keefe, VM, Fontanella, CA, Brock, G., Campo, JV y Horowitz, LM (2023). Suicidio juvenil en el primer año de la pandemia de COVID-19. Pediatría, 151(3), artículo e2022058375. https://doi.org/10.1542/peds.2022-058375

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba