Motivación

Nuestra confianza en la ciencia

Nuestra confianza en la cienciaRecientemente escribí un artículo sobre el trabajo de Nicholas Light y otros en la revista Science. (2022). El artículo mostró que las personas que más están en desacuerdo con el consenso científico en temas como el cambio climático, la vacunación y la evolución tienen menos conocimiento sobre estos temas que las personas que creen en el consenso científico cuando creen saber más al respecto. Tienen una ilusión de comprensión. En otras palabras, tienen un alto conocimiento subjetivo (este es tu propio juicio de cuánto sabes) pero un bajo conocimiento objetivo (esto es lo que realmente sabes). Hay dos preguntas interesantes sobre este artículo. Puedes leer estas preguntas y mis respuestas a continuación.

¿En qué se diferencia un consenso científico de una empresa que juzga sus propios productos?

Pregunta 1: ¿Puede explicar cómo se determinó cuánto sabe la gente sobre un tema? ¿No es esta situación similar a una empresa que juzga sus propios productos? Si el conocimiento se prueba sobre la base de lo que sabemos científicamente, el riesgo del razonamiento circular se cuela en la investigación. Puedo imaginar que ves una alta correlación entre «Conozco el estándar» (= Sé mucho sobre descubrimientos científicos) y «Creo en la ciencia (= Creo en el estándar). Has invertido lo necesario para familiarizarte con el estándar (ciencia) y “así” lo agradeces. ¿Cómo se evitó este riesgo en el diseño del estudio?

LEER  ¿Cuáles son sus propiedades y consecuencias?

► La ciencia no intenta vender conclusiones concretas a la humanidad

Mi respuesta es que el campo relacionado con cómo llegamos al conocimiento es la epistemología. El artículo científico de Nicholas Light y otros no es un artículo epistemológico, no aborda la cuestión de cómo sabemos qué es verdad. Se basa en la suposición (correcta) de que el proceso científico es el camino más seguro hacia el conocimiento y el consenso científico es la mejor aproximación a los hechos. El estudio no muestra una correlación entre «Conozco la norma (lo que la ciencia ‘dice’)» y «Creo en la ciencia». Las investigaciones muestran que aquellos que más están en desacuerdo con el consenso científico saben menos sobre temas relevantes que las personas que creen en el consenso científico pero creen que saben más.

Por ejemplo, en los últimos años, hemos escuchado declaraciones audaces y falsas sobre virus, vacunas, riesgos para la salud pública de COVID, etc., que no están capacitados en virología, inmunología, epidemiología, investigación científica, etc. Hace poco hablé con alguien: alguien que también ha hablado enérgicamente sobre los peligros de las vacunas COVID. Le pregunté qué trabajos de investigación había leído sobre el tema. Ella respondió que no había leído ningún trabajo de investigación, pero escuchó lo que dijo de su cliente, quien, en su opinión, también estaba involucrado en «algo médico».

Estamos frente a un problema difícil: es difícil evaluar lo poco que sabes y lo poco que sabes. Entonces, ¿cómo podemos esperar que la gente aprecie y confíe en la ciencia si apenas la conocen? Se necesita racionalidad para apreciar la racionalidad. Apreciar la ciencia requiere conocimiento de la epistemología y la ciencia.

LEER  ¿Se puede ser demasiado moral?

En mi opinión, la comparación con una empresa que juzga por sus propios productos es inapropiada. En este caso, la empresa será un juez poco confiable porque tiene un interés comercial en el resultado del juicio. Esto no se aplica a los descubrimientos científicos. La ciencia no es una institución monolítica que trata de vender descubrimientos particulares al público. Los científicos de todo el mundo están tratando de descubrir cómo funciona la realidad en relación con ciertos temas. Al mismo tiempo, esto implica una cooperación global entre científicos y un proceso continuo de competencia global (basada en argumentos y evidencia). No existe una junta coordinadora o un departamento de marketing que decida qué descubrimientos «científicos» están tratando de vender al mundo. El consenso científico es lo que más se acerca a lo que los humanos llamamos «hechos». El problema que presenta este estudio es el siguiente: observe que las personas que más rechazaron el consenso científico (hechos) tenían la menor cantidad de conocimiento fáctico pero pensaban que tenían la mayor cantidad de conocimiento fáctico.

¿Está la ciencia libre de intereses comerciales?

Pregunta 2: La investigación científica es muy costosa. Las partes a menudo se presentan para financiar la investigación científica. ¿Existe alguna garantía de que esta financiación no afectará a los resultados de la investigación? Tomemos, por ejemplo, un estudio sobre los efectos en la salud de la radiación 5G que está siendo financiado por la industria de las telecomunicaciones. Es muy probable que las partes financiadoras no proporcionen su dinero de forma gratuita. Si no hay garantía, puede preguntarse cuál es el valor del consenso.

LEER  ¿Cómo se arregla la disfunción eréctil?

► El hecho de que la ciencia esté sujeta a la corrupción no significa que debamos abandonar la ciencia

Mi respuesta: Como regla general, NO hay garantía de que los resultados de la investigación científica no se vean influenciados por intereses comerciales. Sin embargo, los investigadores deben indicar si tienen intereses contrapuestos. Vea aquí un ejemplo de un artículo en Nature sobre los posibles efectos nocivos para la salud de 5G.

Pero el hecho de que no siempre se garantice que la ciencia esté libre de la influencia comercial no significa que debamos desconfiar de la ciencia. La esencia del problema no está en el sistema científico, sino en las fuerzas que buscan estropearlo. No existe un método más confiable para descubrir la verdad que la ciencia (sin mencionar que es más confiable). Cuando factores como el dinero y el poder socavan el proceso científico, no debemos abandonar nuestra confianza en la ciencia, pero debemos protegerla de estos factores socavadores.

No es razonable recurrir a enfoques alternativos para adquirir conocimiento (ejemplos anecdóticos, intuición, dogmas). Estos enfoques alternativos no son confiables y los intereses comerciales los distorsionan aún más fácilmente. No debemos pensar en la ciencia como un sistema completo y bien definido, bueno o malo, sino como un «trabajo en progreso». Debemos continuar desarrollando la ciencia y aprender lo que se necesita para que funcione mejor y protegerla de las fuerzas subversivas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba