Autoestima

Pareja: ¿Quién dijo «no debería ser tan difícil»?

Artista GND Fotografía/iStock

Fuente: Crédito: ArtistGNDphotography/iStock

Las personas en las relaciones a menudo dicen: «No debería ser tan difícil».

En realidad, hay una manera que no debería ser tan difícil. Paradójicamente, tiene que ver con el dolor adicional que experimentamos cuando nos decimos a nosotros mismos que no debería ser tan difícil.

A menudo encuentro que las parejas parecen sorprendidas, frustradas e incluso avergonzadas por las dificultades que encuentran. Piensan que sus dificultades significan que han fracasado en esta asociación. O tal vez eligieron a la persona equivocada. Tal vez son las personas equivocadas. Este es un gran malentendido y una subestimación de la causa.

Las relaciones en general, y las parejas en particular, como la vida misma, son una aventura atrevida. Además de emoción y alegría, las aventuras audaces incluyen riesgo, incertidumbre, errores y dolor. Son aventuras audaces porque el resultado está lejos de ser seguro, lejos de lo habitual, y requiere que sepamos más de lo que sabemos. Cuando cometemos el error de no entender esto, terminamos malinterpretando un momento en el que luchamos e incluso fallamos en cimentar nuestro vínculo amoroso.

Pero estas dificultades parecen menos sorprendentes cuando comprendemos la enormidad de lo que estamos tratando de hacer, ciertamente no porque sintamos que hemos fallado, sino porque estamos orgullosos de emprender un esfuerzo tan ambicioso.

De hecho, hay muchas buenas razones por las que las relaciones siempre son más difíciles de lo que queremos y más difíciles de lo que esperamos. Antes de entrar en por qué es tan difícil, veamos cómo terminamos con la impresión de que ser pareja debería ser más fácil de lo que es ahora.

Enamórate, los fuegos artificiales y las flores crean expectativas poco realistas

Ustedes son una pareja porque cuando se encuentran en medio de la multitud, algo sucede de repente. Se abren el uno al otro de una manera especial, inusual y tal vez incluso mágica. Es posible que se hayan dicho a sí mismos o entre ustedes: «Hagámoslo de nuevo… de nuevo… el próximo viernes… mucho… para siempre». ser lo más Natural, lo más maravilloso.

El acoplamiento parece normal

Los humanos somos criaturas sociales. Dependemos de los demás para nuestra salud y felicidad, y todas las culturas reflejan alguna preferencia por el apareamiento. El Censo de EE. UU. de 2022 encontró que el 90% de los adultos mayores de 60 años se han casado al menos una vez en la vida. Así que parece que esto es natural y debería suceder, ¿verdad? Sin embargo, también sabemos que el número de matrimonios disueltos ha estado rondando el 50% (estas son solo disoluciones oficiales). Así que, de hecho, es normal que marido y mujer se separen.

La historia de la pareja está oculta.

Aprender a ser pareja viendo otras parejas es como ver un espectáculo de magia: lo importante está oculto a la vista. Gran parte de lo que hacen otras parejas para crear o destruir el amor, la confianza y la comprensión sucede a puerta cerrada. La extrema privacidad del funcionamiento interno de la pareja hace que todos sientan que sus dificultades son inusuales.

Estamos confundidos acerca del aprendizaje.

El éxito en pareja es un aprendizaje continuo, pero trabajamos sobre ideas que tenemos o deberíamos tener totalmente formadas. Incluso los niños pequeños a menudo se avergüenzan de lo que no saben cuando están aprendiendo. Eso sí, imaginamos que cuando seamos adultos, en el momento en que empecemos a aparearnos, ya deberíamos saber cómo ser pareja.

Carol Dweck habla sobre la diferencia entre una «mentalidad fija» y una «mentalidad de crecimiento». Ella dice: «La pasión por esforzarse y perseverar incluso cuando (o especialmente) las cosas no van bien es un signo de una mentalidad de crecimiento. Esta mentalidad permite que las personas prosperen en algunos de los momentos más difíciles de la vida» (Dweck, año 2006) . Necesitamos entender que la vida es un proceso continuo de aprendizaje y desarrollo, especialmente cuando se trata de las cosas que más importan, como la forma en que manejamos nuestras relaciones.

Entonces, abramos el telón del espectáculo de magia y veamos por qué es tan difícil. Veremos tres aspectos desafiantes de esta audaz aventura.

1. Resuelve los grandes acertijos de la vida: más conexiones, menos daño

Como parte de una pareja, descubrirá que existe otro lado de este vínculo especial: es más fácil sentirse herido, abandonado, traicionado, desilusionado y frustrado. Estas heridas, grandes y pequeñas, pueden hacer que cierres, abras e incluso cierres la puerta de tu corazón. Ahora estás más protegido, pero también más aislado del amor y el compañerismo. Con «The Honeymoon’s Over», te verás envuelto en un acertijo alucinante: abre y te arriesgas al dolor emocional; cierra y sufres la pérdida de la conexión que quieres y necesitas.

Lector de relaciones esenciales

2. Integración: el próximo gran misterio

Una pareja no son solo dos personas que viven cerca una de la otra. Un par de sistemas son un proceso de integración en curso. Simplemente conectar e integrar nuestras propias emociones, pensamientos y acciones a menudo es difícil. Es más difícil conectar e integrar nuestra experiencia con la de nuestros socios para que podamos pensar juntos, decidir juntos, actuar juntos y viajar juntos por el mundo. La conversación, tal como la describen William Isaacs, Michael Kahn y otros, es un proceso conversacional en el que dos personas logran algo más grande de lo que cualquiera de ellos entiende (Isaacs, 1999) (Kahn, 1995). Las parejas están constantemente resolviendo este complejo enigma: cómo desarrollarse simultáneamente como individuos, pero también como esta entidad integrada, marido y mujer. La integración nos está exigiendo más de lo que esperábamos. Más tiempo, más energía, más aprendizaje.

3. Aprender puede ser difícil

Nuestros cerebros están diseñados para el aprendizaje de por vida, pero también tienen un sesgo muy fuerte hacia querer estar seguro y querer tener la razón, una tendencia que hace que el aprendizaje sea difícil y doloroso. El aprendizaje requiere que pasemos de ser humillados por no saber o cometer un error a ser humillados. Estar abierto a los errores y no saber es esencial para aprender. Esta apertura en sí debe ser aprendida.

Nuestra cultura occidental dificulta que las parejas experimenten sus dificultades de esta manera. Sobreestimamos el amor romántico y subestimamos el aprendizaje ganado con esfuerzo que va de la mano con la vida y el amor. De hecho, las dificultades en las relaciones son la puerta de entrada al aprendizaje que es necesario tanto para la salud de las relaciones como para la salud personal. Convertir los problemas en aprendizaje es la diferencia entre una pareja que lucha y una pareja próspera.

Conmemora tu atrevida aventura

Las dificultades de las parejas son un aspecto ineludible de nuestra búsqueda permanente de fortaleza, resiliencia y sabiduría. No sólo son normales, son valiosos. Esperar relaciones que no deberían ser difíciles a veces es un malentendido del alcance y el valor del esfuerzo. En todos los momentos en que trabaje para construir la relación que desea, grande o pequeña, recuerde apreciar su compromiso continuo con esta audaz aventura amorosa.

LEER  Rupturas y divorcios de verano: ¿por qué tantos?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba