Psique

Supere su ansiedad social con experimentos efectivos

Los seres humanos son animales sociales y todos necesitamos profundamente un sentido de pertenencia arraigado en nuestra historia evolutiva. Por lo tanto, no sorprende que uno de los trastornos de ansiedad más comúnmente diagnosticados sea el trastorno de ansiedad social (SAD).

Así que si sufres de trastorno de ansiedad social, ¡no estás solo! Hay muchas personas a tu alrededor que están tristes o tienen diversos grados de ansiedad por ser juzgadas o rechazadas por los demás. La terapia cognitiva conductual (TCC) es el estándar de oro para tratar el SAD y se ha descrito como un tratamiento basado en la evidencia que se ha investigado ampliamente.

enfrenta tu miedo al juicio

Tener SAD puede ser frustrante porque cuando quieres conectarte con los demás, el miedo al juicio puede llevarte a hacer exactamente lo contrario: evitar y mantenerte alejado de las personas con las que quieres interactuar.

Cuando usted va y viene en una situación social, a menudo experimenta mucha rumiación. Algunas personas dicen tímidamente que podría estar bien, mientras que otras te advierten y predicen que las cosas se pondrán mal. ¿Qué puedes hacer para superar este miedo al juicio, especialmente cuando quieres reducir el aislamiento y vivir en libertad?

Use un enfoque experimental para la exposición graduada, dicen los expertos en TCC. Enfrentar tus miedos puede ser aterrador. Sin embargo, hacerlo con una actitud curiosa ya modo de experimento marca la diferencia. Este enfoque experimental conducirá a conclusiones útiles que guiarán su pensamiento y comportamiento de nuevas maneras, lo que le permitirá lograr el importante objetivo de liberarse de la ansiedad social.

En CBT, el proceso es muy colaborativo, con el paciente y el terapeuta trabajando juntos para identificar primero la situación social que causa ansiedad y evitación. Las condiciones se enumeran en orden de menor a mayor ansiedad. Por ejemplo, tengo un paciente con trastorno de ansiedad social grave que lleva una vida muy aislada y también ha dejado de trabajar por sus síntomas. Cuando observamos su jerarquía, las situaciones que menos ansiedad provocaron fueron cuando saludó a un vecino, luego hizo contacto visual hacia arriba, saludó al cajero en la caja, y así sucesivamente. La exposición graduada requerirá que los pacientes enfrenten estas situaciones gradualmente. El proceso es respaldado y guiado por un terapeuta de TCC que incorpora principios establecidos a través de la investigación para maximizar la efectividad de la práctica de exposición.

Cuando está ansioso, a menudo tiene pensamientos aterradores para predecir resultados negativos. Esto puede desencadenar ansiedad y hacer que quieras evitarlo por completo. Para aliviar la ansiedad de mi paciente que podría llevarlo a evitar los ejercicios de exposición, probamos sus pensamientos temerosos examinando la evidencia que respaldaba la validez de sus pensamientos, así como también la evidencia de lo contrario. Además, examinamos las posibilidades del peor de los casos y qué hacer si eso sucede. A través de este ejercicio de reestructuración cognitiva, mis pacientes pueden ver la situación desde una perspectiva diferente y darse cuenta de que los resultados negativos son menos probables. Además, incluso si sus peores temores se hicieran realidad, sería incómodo, pero no tendría consecuencias de largo alcance. Este proceso de verificar si sus ideas son válidas lo ayuda a continuar con su calificación.

En cada paso de la exposición graduada, se produce un aprendizaje a medida que los pacientes y los terapeutas examinan si se han producido predicciones nefastas. Por ejemplo, mi paciente predijo que si saludaba a la cajera en la caja, ella reaccionaría molesta y su ansiedad sería tan intensa que un «hola» apenas saldría de su boca.

Los experimentos demostraron que sus temores estaban equivocados. No solo su ansiedad fue menos intensa, sino que pudo saludar y obtener una respuesta amistosa del cajero. Mi paciente nunca probó su hipótesis llena de miedo para averiguar qué sucedió realmente. Ver sus miedos anulados lo ayudó a hacer este ejercicio en varias situaciones diferentes y ascender en la jerarquía. Cuando esto sucede, mi paciente informa que se siente más cómodo en sus interacciones sociales. También se sintió más motivado para conectarse con la gente y mejoró su depresión comórbida.

Recuperarse de la ansiedad social

A través de la terapia cognitiva conductual (TCC), los pacientes pueden entenderse mejor a sí mismos. También implica muchas estrategias y habilidades que los pacientes aprenden a aplicar. Todos se basan en un método empírico probado y bien investigado. En última instancia, motiva a los pacientes a hacer lo que quieren hacer en la vida, ya sea poder funcionar socialmente de una manera emocionalmente regulada, permanecer en el trabajo, ser efectivo en el trabajo o tener citas y encontrar un compañero de vida.

La terapia cognitivo-conductual utiliza un enfoque experimental para ayudar a las personas con SAD a enfrentar sus miedos, brindándoles respuestas y guiando su comportamiento incluso cuando se escuchan y abordan sus preocupaciones.

Adoptar un enfoque experimental para superar el SAD lo ayudará a lograr muchas de las cosas que siempre ha querido pero que simplemente no pudo hacer porque su ansiedad lo está frenando. Si adopta este enfoque con la ayuda de un terapeuta cognitivo-conductual certificado, puede dejar de lado sus miedos y abrazar la vida que siempre ha querido vivir.

autor:
Dr. Sumachand
Centro Nacional de Ansiedad Social, St. Louis

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba