Amor

4 oraciones alentadoras por un corazón solitario

«¿Dónde están?» Dios le preguntó a Adán en el jardín del Edén (Génesis 3: 9). Esta pregunta, fácil de transmitir, pero compleja de responder. Dios no buscaba un lugar físico, sino el estado del corazón de Adán. Hoy hago la misma pregunta: ¿dónde estás? Con el diluvio diario de crimen, odio y maldad en las noticias, nuestros mundos pueden oscurecerse fácilmente. Hoy en día, esta mala noticia va acompañada de histeria de enfermedades y divisiones políticas que van más allá del dolor de cuello permanente. A medida que nuestros mundos se oscurecen, parece que estamos sentados solos en la oscuridad.

¿Estás sola? Lo más probable es que, incluso si respondió que no, pueda comprender el sentimiento de soledad. La mayoría de nosotros hemos tenido este sentimiento antes. La soledad es una experiencia, la sensación de estar solo, incluso cuando estás rodeado de un grupo de personas. Y la soledad no solo nos separa de los demás; imaginamos que estamos separados de Dios.

La soledad es ciertamente parte de la experiencia humana, pero Jesús nos da una esperanza bíblica para aliviar nuestro sufrimiento. Aquí hay tres verdades que todos deberíamos saber sobre la soledad:

1. La soledad tiene que ver con las expectativas. Sentimos la maldición de la soledad cuando anhelamos algo que no tenemos, atención, un amigo, un cónyuge.

2. La soledad es falsa. Dios no mintió en la promesa de estar con nosotros dondequiera que vayamos (Deuteronomio 31: 6). Nos sentimos solos, pero el sentimiento no es real.

3. La soledad tiene cura. La conexión parece ser el antídoto para la soledad, pero no siempre podemos conectarnos con lo que queremos, como encontrar a alguien con quien casarnos. Lo que podemos hacer, no importa lo que tengamos o no tengamos, es agradecer. Cuando la soledad dice: “No tengo a la persona que quiero en mi vida”, la gratitud responde: “Pero tengo otras personas con las que disfruto. Gracias Dios.»

Si hoy está luchando contra la soledad, no se alarme. Usted no está solo. Hay muchos otros cristianos que también luchan con esta emoción. Lo que todos podemos hacer unos por otros es animarnos, especialmente a través de la oración. Aquí hay 4 oraciones por los corazones solitarios:

1. Soledad en familia

«Aunque mi padre y mi madre me dejen, el Señor me cuidará». (Salmo 27:10)

Padre celestial,

Mi vida esta por delante de ti Todos mis altibajos Ahora mismo, hoy, estoy en otro momento profundo que parece no tener fin. Esta vez con mi familia.

No puedo evitar preguntarme cómo nos hemos vuelto tan diferentes a lo largo de los años. Por mucho que quiera pasar tiempo con ellos, no nos unimos. Cuando nos vemos, estamos divididos. La verdad es tan clara que no les conviene. La tensión es abundante. Ahora casi no quieren verme. El cálido sentimiento de familia que una vez tuvimos se ha ido. Reemplazado por una ruptura fría. Soledad. Al menos para mi.

Traté de adaptarme a ellos, por favor gente, solo para descubrir que no me he mantenido fiel a ustedes. Entonces qué hago Quiero amarlos, estar cerca de ellos, pasar tiempo juntos, pero nuestra relación sigue fallando. Y no quiero ponerlos por encima de mi relación contigo. ¿Por qué quiero tener una relación con ellos si siguen dejándome?

Señor, escucha mi oración y respóndeme. Estoy perdido y confundido. Mi alma está en mí. Si hay una manera de salir de esta soledad, por favor dirígeme. Si hay una manera de honrarla y seguir siendo fiel a ti, muéstramelo. La soledad que tengo con mi familia es abrumadora, pero no tiene por qué definirme. No tienes que arruinarme. Así que ahora vengo a ustedes con esta súplica desesperada. Por favor, sáname, guíame y nutre, Señor.

Amén.

2. soledad en el matrimonio

“Así como la Iglesia se somete a Cristo, las mujeres deben someterse a sus maridos en todo. Esposos, amen a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella ” (Efesios 5: 24-25).

Querido Dios,

¿Quién hubiera pensado que el matrimonio sería tan difícil? No sabía todo el tiempo, el esfuerzo y la energía necesarios para mantener viva una relación. Y ahora siento que me estoy quedando sin todo. Me he quedado sin ideas sobre cómo arreglar mi matrimonio. La soledad que se siente todos los días es demasiado intensa para describirla. O tal vez mis sentimientos simplemente me abruman.

Quizás me he encontrado en una posición difícil al olvidar las promesas que le hice a mi cónyuge, las promesas que te hice a ti. Lo que sé es la soledad en mi corazón. Siento que estoy en un matrimonio vacío con alguien que no existe. Alguien que piensa que yo no existo.

Que debo hacer dios ¿Me puede mostrar el camino? ¿Puede llevarnos a un matrimonio satisfactorio en el que sepamos que nuestra presencia es reconocida y valorada? ¿Puedes hacer de la soledad un sentido del pasado y conectar nuestro futuro particular?

Mírame y respóndeme, Señor. En el nombre de Jesús oro, amén.

3. Soledad en las citas

«Los que siembran con lágrimas, con gritos de alegría segarán». (Salmo 126: 5)

Padre celestial

Me he sentido sola durante un tiempo y la mayoría de las citas me pasan por alto. La mayoría de los adultos estaban casados ​​con mi edad. Hoy no sé si alguna vez me casaré. Quiero esperanza, pero eso parece desvanecerse cuando cada cita rara se vuelve loca. ¿Hay una salida? ¿Una solución? ¿Una forma de acabar con este ciclo de soledad?

Si es así, ¿qué camino debo seguir, Señor? ¿Hay un lugar específico donde deba encontrarme con mi pareja? ¿Es un cónyuge parte del futuro que quieres para mí?

Por favor, haz que se conozca tu voluntad para mi vida. Y mientras espero, ayúdame a encontrar consuelo en ti mientras soluciono la incertidumbre. Soledad es lo que siento hoy, pero el sol sigue saliendo.

Gracias por eso, señor. Amén.

4. Soledad con amistades

«Uno con muchos amigos puede resultar herido, pero hay un amigo que está más cerca que un hermano». (Proverbios 18:24)

Dios,

Seguí cometiendo el error de compararme con los demás. Veo esto con amigos, camarillas, compañeros y me pregunto ¿por qué no yo?

El sentimiento de soledad se infiltra en mi asombro. Entonces surgen las dudas y me pregunto si valoras más a los demás que a mí. Por favor, perdóname por estos pensamientos.

Oro para que ayuden a convertir esta soledad en una oportunidad para servir, para servir. Oro para que me recuerdes qué hacer cuando me vea tentado a concentrarme en lo que no tengo. Y en lugar de centrarse en lo que tienen los demás, muéstrame lo que no tienen para que pueda servir.

Y mientras sirvo a los demás, aprovecho esto como una oportunidad para servirte.

Rezo por amistades nuevas y duraderas, pero también rezo para convertirme en la persona que hace posible este tipo de cosas.

Amén.

Recurso relacionado: Escuche nuestro podcast GRATUITO para Rediseñado: el poder de la perspectiva. En cada episodio, Carley presenta técnicas prácticas para identificar y realinear patrones de pensamiento negativos. Escuche un episodio a continuación y vea todos nuestros episodios. LifeAudio.com.

Crédito de la foto: © Getty Images / eternalcreative


Aaron Brown es un escritor independiente, instructor de baile hip hop y artista visual con sede en Virginia. Actualmente está trabajando en iBelieve, Crosswalk y apoyando a varios clientes a través de la plataforma Upwork. Es un pensador lateral con una inclinación por cuestionar el status quo.

.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba