Motivación

Cómo apoyar a un familiar con demencia


Cuidando a un anciano con demencia

Cuidar a un familiar anciano con demencia presenta desafíos únicos tanto para la persona mayor como para el cuidador. La memoria y las habilidades de comunicación de la persona afectada se deteriorarán a medida que la condición empeore con el tiempo. Aunque habrá momentos en los que te sentirás frustrado, es posible mantener una relación positiva con tu ser querido. Siga estos útiles consejos para mejorar sus habilidades de cuidado y reducir sus niveles de estrés cuando cuide a un familiar con demencia.

Crear un entorno seguro

La demencia aumenta el riesgo de lesión de la persona porque afecta el juicio y las habilidades para resolver problemas. Para crear un entorno seguro:

  • Tome medidas de seguridad: Retire las alfombras sueltas, los cables de extensión u otro desorden que pueda causar caídas. Instalar rejas y pasamanos en baños.
  • Instalar cerraduras: Los armarios o cajones que contengan objetos potencialmente dañinos, sustancias tóxicas, armas, municiones, alcohol o medicamentos deben mantenerse cerrados en todo momento.
  • Mantenga los artículos inflamables ocultos: Los fósforos y encendedores deben mantenerse fuera del alcance incluso si el paciente es fumador. Supervise siempre que se fume y tenga a mano un extintor de incendios.

Pruebe los servicios a domicilio

Si no tiene la fuerza física o la experiencia para cuidar a su ser querido, hable con su médico. Su médico puede alentarlo a hacer esto. encontrar servicios de atención domiciliaria que tengan experiencia en el cuidado de personas con demencia. Los servicios de atención médica en el hogar son muy beneficiosos ya que su ser querido puede obtener la atención que necesita desde la comodidad de su hogar. Los estudios muestran que las personas con demencia pueden ser menos cooperativas cuando reciben atención en un entorno desconocido, como un hospital.

Reducir las distracciones

Evite usar su teléfono celular o dejar la televisión encendida cuando tenga una conversación con alguien con demencia. Minimizar las distracciones ayudará a su familiar a concentrarse mejor.

Promover una buena salud física

La buena nutrición, el ejercicio y el descanso adecuado son importantes para las personas con demencia. Asegúrese de que su familiar sea visto regularmente por un médico que tenga experiencia en el tratamiento de la demencia y afecciones relacionadas. Administre el medicamento de su ser querido según las indicaciones. Si cree que es necesario un cambio en la medicación o la dosis, consulte primero a su médico.

Incluya a su familiar en las actividades

Aunque su familiar tenga demencia, es importante permitirle hacer todo lo posible con la menor ayuda posible. Por ejemplo, podría elegir la ropa que quiere ponerse o poner la mesa del comedor antes de la cena. Use señales visuales para ayudarlo a recordar las tareas cotidianas. Este enfoque ayudará a retrasar la pérdida adicional de memoria y hará que su pareja se sienta más independiente.

Involucre a su familiar en conversaciones con frecuencia

Como la demencia reduce gradualmente la capacidad de comunicación de una persona, es importante Hablando con una persona con demencia cuanto más se pueda. Esto debe hacerse con cuidado y paciencia, incluso si las habilidades de comunicación de su ser querido son limitadas.

Usa los recursos disponibles

Existe una gran cantidad de recursos comunitarios y en línea que brindan apoyo práctico, consejos y capacitación para familias y cuidadores de personas con demencia. También puede ser beneficioso encontrar grupos de apoyo locales donde pueda obtener consejos y aliento mientras cuida a su ser querido.


LEER  Edición Primavera 2023 -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba