Motivación

Cómo decir que no de manera efectiva: petición, interés, alternativa

Aprender a decir “no” de manera efectiva es muy importante. Innumerables solicitudes explícitas e implícitas nos llegan todos los días. Por solicitudes explícitas, me refiero a preguntas directas que nos hacen, tales como: «¿Podrías hacer… por mí?» o «Está bien si yo…». Por solicitudes implícitas, me refiero a algo más abstracto, a saber, todos los estímulos y desencadenantes que requieren nuestra atención. Puede ser todo tipo de cosas, como correos electrónicos entrantes, noticias interesantes, emocionantes o perturbadoras en sitios web, radio o televisión, expresiones en sitios web de redes sociales como Twitter y Facebook, mensajes de texto entrantes o mensajes de la aplicación Whats. e incluso la gente que pasa o los sonidos que escuchas.

Nos bombardean con solicitudes.

Si tuviéramos que responder a todas estas solicitudes explícitas e implícitas, sería imposible concentrarse en nada. Ya no podremos priorizarlos ni centrarnos en ellos, ni tomar nuestras propias decisiones. Solo cuando podemos decir “no” hasta cierto punto a las solicitudes explícitas e implícitas que se nos presentan, podemos trabajar y proteger lo que es importante para nosotros.

Podemos armarnos contra las solicitudes implícitas pensando conscientemente en lo que es importante y lo que merece prioridad, así como cerrándonos y enfocándonos. Cosas como apagar el correo electrónico, apagar su teléfono, encontrar un lugar tranquilo para trabajar donde no lo molesten y cosas similares pueden ayudar (vea también esta publicación).

Importancia del tema y actitud.

Aprender a decir «no» a las solicitudes explícitas es igual de importante. Desafortunadamente, para muchos esto es bastante difícil. Esto se debe principalmente a que a la hora de responder una consulta no sólo está en juego la importancia del tema tratado, sino también la importancia de la relación. Las dos dimensiones se muestran en la siguiente figura, que también muestra cuatro formas ineficientes y una efectiva de decir no:

Como decir que no de manera efectiva peticion interes alternativa

Las estrategias 1 y 2 no funcionan porque la relación o el problema conducen a ellas. La estrategia 3 en realidad está destinada a mantener ni la relación ni el problema a la cabeza, pero el resultado suele ser tanto la relación como el problema a la cabeza. Si evade la respuesta, a menudo causa malentendidos e irritación. Probablemente te vuelva a llegar el pedido, por lo que en algún momento tendrás que aclararlo.
Perspectiva sobre el problema y las relaciones.

La estrategia 4 es una estrategia que simultáneamente le da a la importancia del problema ya la importancia de la relación la atención que merece. Esta estrategia (así como la explicación anterior de otras tres estrategias) se basa en el trabajo de William Urey (ver mi entrevista con él aquí), aunque utilizo algunos otros términos y mi propia visualización en mi explicación. En la estrategia 4, piensas en términos de tres componentes principales: 1) una solicitud (a la que quieres o necesitas decir que no), 2) tu interés (es por eso que vas a decir que no) y 3) una posible alternativa. La siguiente figura muestra la relación entre estos tres componentes:

LEER  ¿Qué tan bien predice la satisfacción de las necesidades psicológicas básicas el bienestar subjetivo?

Tres componentes: solicitud, interés y alternativa

X

Como puede ver en la imagen, la solicitud y su interés no coinciden (de ahí la cruz roja). Esta es la razón de su negativa. Por cierto, «tu interés» claramente no significa nada egoísta o antisocial. Es muy posible que encuentre algo importante por un sentido de responsabilidad por el todo. Al decir “no” de manera efectiva, no está diciendo “no” directamente, sino que está tratando de justificar lo mejor posible por qué está diciendo “no” al expresar su interés principal de la manera más clara y positiva posible. Por ejemplo: “Ahora es muy importante para mí terminar este trabajo primero, porque mi cliente ahora lo está deseando. Por eso no puedo ayudarte ahora. Al motivar claramente por qué dice «no», reduce la probabilidad de que una relación se rompa, porque es probable que la otra persona lo entienda mejor y entienda que está diciendo «no» no por una renuencia absoluta.

El tercer componente es una posible alternativa. Como puede ver en la imagen (con la ayuda de remolinos azules), la posible opción cumple tanto con la solicitud como con sus intereses. Al formular una posible alternativa, aumenta aún más la importancia de la relación y el problema. Demuestra que no tiene reticencias y que comprende los intereses de los demás. El truco, por supuesto, es que cuando formulas tu alternativa, recuerdas tener en cuenta tus propios intereses. Por ejemplo: “Si quieres ayudarme ahora, terminaré este trabajo antes, pero ¿puedo ayudarte más tarde? ¿Es esto una idea? ”
Di no para proteger lo que es importante

Decir «no» es muy importante. Aquellos que no pueden decir «no» no pueden realmente decir «sí» a lo que es importante para ellos. La forma en que dice «no» que se describe aquí ayudará a que su «no» sea más claro y aceptable.


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba