Psique

Cómo enseñar a tus hijos a ser más responsables

Facebook de responsabilidad

Enseñar responsabilidad a sus hijos es uno de los objetivos más importantes de su vida como padre para ayudarlos a prepararse para ser adultos exitosos. Pero, como saben, la crianza de los hijos puede ser agitada. Durante este tiempo, puede ser un desafío concentrarse en las cosas que más importan.

Si bien incluso muchos adultos no entienden las virtudes de la responsabilidad, hacia ellos mismos, sus finanzas o cualquier otra persona, no es imposible enseñarles a sus hijos cómo asumir la responsabilidad. Su hijo puede aprender a ser una persona íntegra antes de llegar a la edad adulta.

Ser padre puede ser el trabajo más exigente que haya hecho, pero las recompensas son increíbles, especialmente cuando puede ver que está criando niños responsables y amorosos. Ahora es el momento perfecto para comenzar su viaje de recopilar la mayor cantidad posible de conocimientos sobre crianza.

Los siguientes consejos le ayudarán a convertir a sus hijos en adultos responsables y afectuosos:

1. Respete y cuide a su hijo. Todos los niños merecen sentirse amados y valorados. No importa cuán desafiante sea su hijo, recuérdese que es «un trabajo en progreso» y que puede cometer muchos errores en el camino. Trate a su hijo con ternura, cuidado y respeto como si le diera luz solar, agua y fertilizante a su jardín.

2. Aumentar la motivación. Todos queremos ser reconocidos y notados por lo que hacemos bien, esto es especialmente cierto para los niños. Cada vez que proporcione comentarios positivos a su hijo, sea lo más específico posible. Haz declaraciones como «Me encanta la forma en que quitas todas las migajas de la mesa». O «¡Vaya, qué bueno que doblas la ropa sin que te lo pidan!» Mientras mantienes el contacto visual, los ayudarás a comprender la importancia de hacer un buen trabajo. A su vez, su hijo se volverá más responsable. Fomente siempre un comportamiento positivo en su hijo.

3. Comparte tareas y quehaceres. Es común que los niños que eventualmente crecen y se conviertan en adultos responsables sean asesorados en la niñez. Por ejemplo, al completar las tareas del hogar, se les permite contribuir a la familia de alguna manera.

Aunque siempre se debe permitir que los niños sean niños cuando crezcan, es igualmente importante enseñarles responsabilidades desde el principio. Una de las mejores maneras de realizar esta tarea es a través de tareas asignadas. Asumir la responsabilidad en el hogar y contribuir con la familia puede ayudar a su hijo a aprender a ser responsable.

Las investigaciones muestran que permitir que los niños completen tareas a una edad temprana también ayuda a desarrollar una sólida ética de trabajo mientras desarrollan la autosuficiencia y otras habilidades importantes para la vida. El trabajo doméstico enseña a los niños a respetar. Aprenden a respetar lo que sus padres han hecho por ellos y sus pertenencias, y aprecian su capacidad de contribuir de manera significativa.

4. Enseñar habilidades financieras. Una de las mayores dificultades para los adultos es administrar su dinero sabiamente. Para desarrollar buenos hábitos, los niños deben tener la oportunidad de aprender y practicar estos hábitos antes de llegar a la edad adulta. Darle dinero de bolsillo a sus hijos es el primer paso para enseñarles cómo ser económicamente responsables. Los niños deben hacer sus tareas mientras aprenden a ganar dinero, tal como lo hacen más adelante en la vida.

Enseñe a sus hijos a ahorrar y gastar de manera responsable, y permítales tomar sus propias decisiones. Además de aprender a evaluar y administrar el dinero, también aprenden a ser independientes y autosuficientes con el tiempo. Este es un momento en el que los niños pueden cometer errores financieros de manera segura y aprender a manejarlos para su beneficio. Este también es un buen momento para enseñar a sus hijos sobre la filantropía para que, como adultos, sepan cómo asumir la responsabilidad de sí mismos y ayudar a los demás.

5. Deje que su hijo enfrente las consecuencias naturales y aprenda de los errores. La paternidad moderna puede fomentar el mimo y la sobreprotección de su hijo. Pero tener cierta independencia es donde pueden comenzar a practicar la autosuficiencia. Los niños aprenden responsabilidad al enfrentar las consecuencias de sus acciones.

Deje que su hijo experimente las consecuencias naturales de sus acciones siempre que las consecuencias sean inofensivas. Las consecuencias de la activación automática pueden enseñar lecciones valiosas sobre la importancia del seguimiento y la rendición de cuentas. Por ejemplo, si su hijo no quiere usar un abrigo cálido, puede experimentar las consecuencias naturales del frío en invierno. En el futuro, la probabilidad de omitir la selección de ropa de abrigo disminuirá y aumentará la probabilidad de ser responsable de su nivel de comodidad.

Trate de no tener miedo de dejar que su hijo tome sus propias decisiones cuando sea el momento adecuado. El aprendizaje proviene de cometer errores; estos errores se cometen mejor a una edad temprana cuando las consecuencias son menos graves; también ayuda a desarrollar la resiliencia y la perseverancia.

6. Dé instrucciones claras y sencillas cuando le enseñe a su hijo un nuevo comportamiento.Sea específico acerca de sus expectativas. Muestre lo que le está pidiendo a su hijo que haga para que pueda ver cómo se hace correctamente. A continuación, haga que su hijo practique lo que ha mostrado. Felicítelos por todos sus esfuerzos, por pequeños que sean; evite las críticas o espere la perfección. Establecer sus estándares demasiado altos «animará» a su hijo a rechazar sus futuras solicitudes. Muestre apoyo sonriendo y teniendo una actitud positiva. Recuerde, «Roma no se construyó en un día» y estas cosas toman tiempo. Para los niños más pequeños, brinde orientación y desarrolle la responsabilidad a su lado a medida que aprenden y practican nuevos comportamientos.

7. Si tu hijo se porta mal en la escuela, no dejes que quede impune. Es posible que desee caer para proteger a su hijo, pero hacerlo le impedirá comprender las consecuencias de sus acciones. En esos momentos, también, trate de evitar mostrar enojo y decepción. En cambio, ofrezca palabras de aliento para hacer lo que sea que la escuela les arroje. Hágale saber a su hijo que está seguro de que lo superará, seguirá adelante y tendrá un gran año escolar.

8. Dele a su hijo algo de espacio y libertad. Trate de no tener miedo de dejar a su hijo solo o dejar que decida su propio tiempo, pasatiempos y amigos. Además, trate de darles la independencia y el espacio que necesitan para convertirse en adultos responsables que sepan cuidar de sí mismos.

Criar niños responsables requiere esfuerzo y persistencia, pero no tiene por qué ser complicado. Si bien muchos adultos en el mundo no saben qué significa realmente la responsabilidad, sus hijos no tienen por qué saberlo. Enséñales a contribuir a través de tareas apropiadas para su edad; apreciarán mejor lo que haces por ellos y cuál es el trabajo. Cuando su hijo haya terminado, déle dinero de bolsillo semanal o mensual para que lo use como desee. Ya sea que gasten o sean tacaños, aprenderán lecciones financieras que durarán hasta la edad adulta. Que aprendan de forma independiente a entretenerse, a tomar sus propias decisiones ya aceptar las consecuencias de esas decisiones. Al brindarles a sus hijos los fundamentos básicos de la responsabilidad de la niñez mientras los hace sentir amados y valorados, les enseñará a ser los adultos que el mundo necesita.

Recursos recomendados para ti

Tener el coraje de hacer lo correcto: criar niños agradecidos y responsables en una era de indulgenciaTener el coraje de hacer lo correcto: criar niños agradecidos y responsables en una era de indulgencia Una guía para criar niños bien adaptados y empáticos en una cultura que fomenta el narcisismo y la indulgencia, desde la infancia hasta la edad adulta: Basado en la experiencia clínica, este libro proporciona a los padres orientación y apoyo para desarrollar un vínculo fuerte y amoroso con sus hijos. así como la capacidad de proporcionar la moderación y la disciplina adecuadas son elementos necesarios para una buena crianza. Del trabajo al juego, del sueño a la tarea, de los juguetes a la tecnología, este libro brinda instrucciones concretas y teóricas para nutrir las fortalezas de los niños para que sean independientes del exceso de cultura.

LEER  Un estudio encuentra que los adolescentes con autismo pueden utilizar los sistemas de control neuronal de manera diferente

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba