Motivación

¿Cómo disciplinar a un empleado desobediente?

La insubordinación puede ocurrir en cualquier lugar de trabajo, pero generalmente se considera un evento muy raro.

Un empleado recalcitrante es aquel que se niega a obedecer o seguir las órdenes legales y razonables de un superior o gerente.

Los empleados recalcitrantes pueden negarse a realizar o completar las tareas asignadas, desobedecer las políticas o procedimientos de la empresa y desafiar o criticar públicamente a sus superiores o superiores.

El desafío puede ir desde la negligencia deliberada y la resistencia pasiva hasta el desafío activo y las amenazas abiertas a la autoridad.

En casos raros, esto puede incluir abuso verbal o físico hacia un gerente o colega.

Cómo castigar a un empleado desobediente

¿Cómo castigar a un empleado desobediente?

La desobediencia es una cualidad negativa e indeseable del personal. A ningún jefe le gusta la desobediencia. Sin embargo, disciplinar a un empleado recalcitrante puede ser difícil.

El castigo de un empleado desobediente debe llevarse a cabo de manera justa y uniforme, ya sea una simple comunicación en un chat de terceros o un despido estricto.

No tome la desobediencia a la ligera, ya que una pequeña fuga puede provocar una inundación.

No permita que su ego se interponga en el camino de una respuesta disciplinaria ejemplar.

Aquí hay algunos pasos a considerar al castigar a un empleado desobediente:

  • Comportamiento del documento: Mantenga registros detallados del comportamiento travieso, incluidas fechas, horas y testigos.
  • Explora la situación: Hable con un empleado en presencia de un testigo. Entreviste a todos los testigos para recopilar información detallada sobre el incidente.
  • Comuníquese claramente: Explique claramente al empleado el comportamiento específico que se considera insubordinación. Además, explique cómo viola la política o los estándares de la empresa.
  • Emite una advertencia: Emitir una advertencia verbal y/o escrita al empleado describiendo las consecuencias de la insubordinación continua.
  • Aceptar la acción disciplinaria: Si la insubordinación continúa, tome las medidas disciplinarias correspondientes, como recortes salariales, suspensión o despido, de acuerdo con las políticas de su empresa.
  • Seguir: Supervisar el trabajo de un empleado después de que se hayan tomado medidas disciplinarias para asegurarse de que la desobediencia haya cesado.

Siga las políticas y procedimientos de su empresa. Comuníquese con Recursos Humanos o el Departamento Legal si su empresa tiene uno.

Si tienes dudas, coméntalas con tus superiores.

¿Cómo responder a la insubordinación informal o menor?

Para hacer las cosas, los jefes deben confiar en las personas que trabajan para ellos. Pero, ¿cómo haces eso y aún así mantienes una buena relación con tus empleados?

Aquí hay cinco pasos para la conversión. desafío informal en el trabajo:

Paso 1: aclarar las expectativas del empleado.

Ten claro lo que quieres. Sea claro acerca de lo que está diciendo que no. Si sus empleados no están familiarizados con el contenido, pueden malinterpretarlo y malinterpretarlo. Asegúrese de que el empleado comprenda la gravedad de la situación.

Paso 2: Sea directo en su comunicación.

Sé directo. Si no escucha o no escucha muy bien, señale que este comportamiento es inaceptable. Es esencial que el empleado que comete el error reconozca su comportamiento inaceptable.

Paso 3: mantén la calma y la serenidad.

Dígalo de una manera que no sea agresiva o intimidante. Si lo dices brevemente, es posible que piensen que los estás atacando y vuelvan a ti.

Paso 4: Confirme que entienden las instrucciones.

Asegúrese de que entiendan exactamente lo que les pidió. Si es necesario, pídales que escriban o escriban (en su teléfono) lo que quiere de ellos.

Paso 5: Aprecie y recompense el buen comportamiento.

Una vez que el empleado cumpla con tus expectativas y estés satisfecho con el trabajo, agradécele su ayuda. Esto evitará la posibilidad de desobediencia en el futuro.

¿Cómo lidiar con la insubordinación formal o grosera?

Para más violación grave de las órdenes oficialesAquí está el procedimiento práctico:

1. No te lo tomes como algo personal.

Primero, siempre que haya desobediencia, no lo tome como algo personal. Esto significa que el empleado infractor no se dirige a usted como persona, sino a su puesto en la empresa. Esto significa que un trabajador rebelde le haría esto a cualquier otra persona en su posición.

2. No pierdas los estribos.

Segundo, no te asustes. La desobediencia inesperada puede sorprenderlo, enojarlo u ofenderlo. Sin embargo, la mejor respuesta es no reaccionar inmediatamente con agresión o recaída.

3. Aléjate de la situación.

Tercero, aléjate de la situación y dirígete a un lugar neutral o seguro. La insubordinación puede causar una sobrecarga emocional. El retiro puede ser necesario, especialmente para un empleado que enfrenta una amenaza física o emocional de insubordinación.

Después de irse, ordene sus pensamientos y controle su arrebato emocional. Puede buscar la ayuda de un colega de apoyo para comprender mejor la situación y planificar sus próximos pasos.

4. Siga el método de 5 pasos: instalar, comunicar, registrar, planificar e implementar.

Cuarto, use lo siguiente método de 5 pasos castigar a un trabajador desobediente:

  • Paso 1: Establecer que la desobediencia intencional ocurrió después de que el empleado entendiera claramente las órdenes directas.
  • Paso 2: Comunicar la desobediencia en un tono firme, profesional y empático.
  • Paso 3: Registre el evento y llévelo a la atención del personal y autoridades superiores.
  • Etapa 4: Planifique el futuro curso de acción asociado con este acto, y posiblemente más tales actos, sin sentir represalias.
  • Paso 5: Desarrollar e implementar medidas para prevenir este tipo de acciones por parte de los mismos o de otros empleados.

¿Cómo lidiar con la desobediencia involuntaria?

A veces, la insubordinación puede ser involuntaria y el empleado no se da cuenta de que la está cometiendo, a menos que sea demasiado tarde o hasta que un colega o supervisor se lo indique.

En tales casos raros, una investigación sobre un incidente de insubordinación puede establecer que el acto fue realmente no intencional. Es posible que el empleado equivocado no haya leído o aprendido acerca de las reglas exclusivas de la organización con respecto al comportamiento aceptable y la insubordinación.

En tales casos, el empleado desobediente aún puede estar sujeto a medidas disciplinarias si la investigación demuestra que no consideró la política lo suficientemente importante como para leerla cuando se le pidió.

Ultimas palabras

Los empleados recalcitrantes pueden molestar a los gerentes y dueños de negocios. Primero, interrumpen drásticamente el flujo de trabajo y la cadena de mando.

Si no son sancionados de manera adecuada y oportuna, interferirán en el trabajo, crearán conflictos y costarán dinero.

Es importante recordar que la acción disciplinaria debe ser justa y nunca debe imponerse sin una investigación previa y una audiencia tanto del infractor como de la víctima.

• • •

Biografía del autor: escrita y revisada sandip roy – M.D., psicólogo escritor e investigador de la felicidad que escribe sobre el bienestar mental, la felicidad, la psicología positiva y la filosofía (especialmente el estoicismo).

Nuestra historia de felicidad!

Si te gustó, por favor corre la voz.

Divulgación: esta publicación puede contener enlaces de afiliados.

LEER  5 formas en que la mentalidad es relevante para los profesionales de la salud

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba