Motivación

Persiguiendo la felicidad de los demás

Buscar la felicidad es algo que muchos encuentran bueno y normal. La Declaración de Independencia de los Estados Unidos establece que todo estadounidense tiene derecho a buscar la felicidad. Pero, ¿la búsqueda de la felicidad trae felicidad? Titova & Sheldon (2021) lo estudiaron y llegaron a un descubrimiento sorprendente.

Perseguir tu propia felicidad puede ser contraproducente

En este artículo menciono un libro de Frank Martela en el que afirma que la felicidad se ha convertido en la norma cultural y un objetivo obvio en la vida en los países occidentales. Pero perseguir tu propia felicidad no es un buen objetivo, dice. Argumenta que no conduce a una experiencia significativa en la vida y que incluso puede ser contraproducente.

¿Tener tu propia felicidad luchando por la felicidad de otra persona?

Martin Luther King Jr. abogó por la búsqueda de la felicidad para los demás. Dijo: «La forma más segura de ser feliz es buscar la felicidad para los demás». Varios estudios recientes sugieren que hay algo de cierto en esto. Un metaanálisis de Curry et al. (2018) mostró que realizar actos de bondad hacia los demás mejoraba el bienestar de la persona que los realizaba.

Necesidad de conexión

La razón por la que el comportamiento social y amable hacia los demás puede conducir a la felicidad en lugar de la búsqueda de la felicidad para uno mismo puede ser que conduce a la satisfacción de la necesidad psicológica básica de conexión. Otra posible explicación es que ver felices a los demás te hace feliz porque su felicidad te contagia. Tu suerte salta a ti, por así decirlo.

Investigación: luchar por su propia felicidad versus felicidad para los demás

Los investigadores Titova & Sheldon (2021) realizaron un estudio que comparó dos estrategias: la búsqueda de la propia felicidad y la búsqueda de la felicidad de los demás. En el Estudio 1, descubrieron que pensar en una situación en la que las personas intentaban hacer más feliz a otra persona les brindaba más bienestar que pensar en una situación en la que intentaban ser más felices.

En el Estudio 2, un experimento, encontraron que hacer algo para hacer más feliz a otra persona que tratar de hacerte más feliz a ti mismo o pasar tiempo con los demás conduce a un mayor bienestar. Este efecto se repitió en el Estudio 3. En los estudios 4 y 5, utilizaron una nueva condición de comparación: ser más felices con los demás. Descubrieron que tratar de hacer felices a los demás es una mejor manera de lograr tu propia felicidad incluso más que tratar de hacernos felices a nosotros.

Los investigadores también encontraron respaldada la expectativa de que el enfoque de felicidad de otras personas hace feliz al satisfacer la propia necesidad de apego. Sin embargo, lo que no apoyaron fue la idea de que mirar la felicidad del otro tenía un impacto en la propia felicidad.

diploma

Esta investigación revela una de las muchas paradojas de la vida. Quieres ser feliz No trates de tomar el camino más corto hacia tu propia felicidad, sino trata de significar algo bueno para los demás. Al hacerlo, está satisfaciendo una necesidad fundamental que todos tenemos, a saber, estar conectados y cuidar de los demás. Nos hace sentir mejor.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba