Emociones

De la neurociencia de la conciencia a la ética de la conciencia

Wiese, W. y Friston, KJ

investigación conductual del cerebro

Año 420, 26 de febrero de 2022, 113704

resumen

Los métodos de inteligencia artificial (IA) se superponen con los métodos de psiquiatría computacional (CP). Por lo tanto, las consideraciones de la ética de la IA también son relevantes para las discusiones éticas sobre la PC. Los problemas éticos incluyen, entre otros, la equidad y la propiedad y privacidad de los datos. Las preguntas moralmente relevantes también incluyen posibles efectos transformadores de las aplicaciones de IA, por ejemplo, con respecto a cómo imaginamos la autonomía y la privacidad. De manera similar, las aplicaciones exitosas de CP pueden tener efectos transformadores sobre cómo categorizamos y clasificamos los trastornos mentales y la salud mental. Debido a que muchos trastornos mentales están asociados con una experiencia consciente alterada, es deseable que las aplicaciones exitosas de CP mejoren nuestra comprensión de los trastornos que implican alteraciones en la experiencia consciente. Aquí discutimos las perspectivas y los peligros de los efectos transformadores que la PC puede tener en nuestra comprensión de los trastornos mentales. En particular, abordamos la preocupación de que incluso las aplicaciones exitosas de CP pueden no tener en cuenta todos los aspectos de la experiencia consciente desordenada.

Destacar

• Las consideraciones de la ética de la IA también son relevantes para la ética de la psiquiatría computacional.

• La ética incluye, entre otros, la equidad y la propiedad y protección de los datos.

• Incluyen también posibles efectos transformadores.

• La psiquiatría computacional puede cambiar la percepción de los trastornos mentales y la salud.

• Las experiencias conscientes desordenadas pueden ser particularmente desafiantes.

de la discusión

En la actualidad estamos lejos de tener una descripción formal de la experiencia consciente. Como se mencionó en la introducción, muchas teorías empíricas de la conciencia hacen afirmaciones contrapuestas, y queda mucha incertidumbre sobre los mecanismos neuronales que subyacen a los procesos conscientes ordinarios (sin mencionar la psicopatología). Por lo tanto, la sugerencia de alentar la investigación de los correlatos computacionales de la experiencia consciente perturbada no debe tomarse como una invitación a ignorar los informes subjetivos. La perspectiva del paciente seguirá siendo central para la evaluación normativa de su condición experimentada. Los modelos informáticos ofrecen construcciones para describir y comprender mejor los aspectos esquivos de una experiencia consciente interrumpida, pero el paciente sigue siendo la autoridad principal sobre si padece su afección.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba