Emociones

Los grupos dominantes apoyan las denuncias degresivas sobre las víctimas para contrarrestar las denuncias de discriminación

F. Danbold y col.

Revista de psicología social experimental

Volumen 98, enero de 2022, 104233

abstracto

Cuando se acusa a grupos dominantes de discriminar a grupos no dominantes, a menudo tratan de presentarse a sí mismos como víctimas de discriminación. A veces, sin embargo, los miembros de los grupos dominantes enfrentan acusaciones de discriminación al agregar el rol de víctima a una nueva dimensión de daño y cambiar el tema en discusión. En tres estudios (N = 3081) examinamos dos ejemplos de este papel de víctima degradante: los cristianos estadounidenses que responden a las acusaciones de homofobia afirmando que su libertad de religión está amenazada, y los estadounidenses blancos que responden a las acusaciones de racismo afirmando que la libertad de la expresión está amenazada. Demostramos que los miembros de los grupos dominantes están más a favor de las reclamaciones de víctimas degresivas que las reclamaciones de víctimas en competencia convencionales (es decir, las que afirman «discriminación inversa»). Teniendo en cuenta que estas afirmaciones también pueden beneficiar a una gama más amplia de personas y apelar a principios más abstractos, mostramos que esta preferencia está impulsada por la percepción de que las afirmaciones degresivas de las víctimas son más efectivas para prevenir nuevas críticas de los críticos que no silencian el grupo dominante. . Subrayamos que estas afirmaciones se pueden utilizar estratégicamente y observamos que las personas con un alto nivel de sesgo exógeno estaban dispuestas a apoyar las afirmaciones degresivas de victimización incluso si estaban en consonancia con el principio que afirmaban (por ejemplo, libertad de religión o de expresión). Discutimos las implicaciones de los conflictos intergrupales reales y la psicología de los grupos dominantes.

Reflejos

• Los grupos dominantes acusados ​​de discriminación suelen reclamar el papel de víctima.

• Estas afirmaciones pueden ser divagantes y cambiar el tema de conversación.

• Los miembros de grupos dominantes prefieren reclamos decrecientes sobre reclamos competitivos.

• Consideran que las afirmaciones errantes son eficaces para silenciar más críticas.

• Las diversas afirmaciones sobre la victimización se apoyan estratégicamente y, a veces, de forma poco sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba