Fobias

¿Qué es la superdotación creativa y cómo se puede promover la creatividad en los niños superdotados?

Uno de los conceptos erróneos más comunes sobre los niños superdotados es la idea de que estos niños sobresalen automáticamente en cualquier área. En realidad, los niños superdotados, como todos los niños, tienen diferentes habilidades individuales. Esto es particularmente evidente cuando se trata de creatividad: contrariamente a la creencia popular, no todos los niños superdotados intelectualmente son creativos por naturaleza y no todos los niños superdotados creativamente son académicamente expertos. De hecho, la investigación muestra que los altos niveles de inteligencia en sí mismos no son un buen predictor de la capacidad creativa.[1] Por lo tanto, la mayoría de los expertos opinan que la creatividad avanzada es una forma especial de talento por derecho propio.

¿En qué se diferencian los niños dotados creativamente de los niños dotados intelectualmente?

Todos los niños superdotados tienden a ser ingeniosos y muestran una mayor capacidad para pensar de manera abstracta. Sin embargo, no todos los niños dotados intelectualmente valoran el rendimiento académico. Esto hace que diferenciar a los niños dotados intelectualmente de los niños creativos sea un desafío: los padres y educadores no pueden simplemente verificar las calificaciones o fortalezas de un niño y determinar si son dotados intelectual o creativamente. Para empeorar las cosas, no todas las personas creativas tienen habilidades notables en las artes visuales o escénicas. Por ejemplo, es más probable que algunos niños creativos sean filosóficos que un interés obvio por el dibujo, la escritura creativa o la actuación. En cambio, para identificar la superdotación creativa, los padres y educadores deben examinar las características centrales de un niño. Tienes que mirarlos sendero piensa, no solo hacia donde prefiere dirigir su energía. Algunas de las principales características de la aptitud intelectual y creativa se enumeran a continuación:

Características de los niños superdotados intelectualmente

  1. Curiosidad: mientras que un niño inteligente se concentrará en aprender las respuestas correctas, un niño superdotado intelectualmente desafiará las respuestas «correctas». Este amor por el debate a veces se confunde con el desafío.
  1. Enfoque: aunque los niños intelectualmente dotados pueden parecer que no participan en la escuela (generalmente por aburrimiento), tienden a concentrarse mucho en sus propios intereses. A menudo asumen proyectos avanzados y los priorizan excluyendo otras obligaciones. Son individuos orientados a objetivos.
  1. Pensamiento creativo analítico: los niños superdotados intelectualmente usan sus habilidades mejoradas de pensamiento abstracto para resolver problemas. Eres excelente aplicando conceptos complejos para producir resultados significativos.
  1. Procesamiento avanzado: los padres de niños dotados intelectualmente a menudo informan que su hijo comenzó a leer vorazmente a una edad muy temprana, a veces incluso antes de la edad escolar. Estos niños son esponjas de información y, a menudo, muestran un vocabulario extenso y una inclinación por memorizar hechos y cifras.
  1. Independencia: A los niños dotados intelectualmente les suele gustar trabajar de forma independiente y a su propio ritmo. La mayoría puede trabajar en grupo siempre que se les permita asumir un papel de liderazgo.

Características de los niños dotados creativamente

  1. Apertura: los niños dotados creativamente viven en un mundo de infinitas posibilidades. Cuando un niño superdotado intelectualmente está debatiendo la respuesta correcta, un niño superdotado creativamente presentará varias respuestas posibles o escenarios hipotéticos. Les gusta experimentar con pensamientos y encontrar excepciones a las reglas.
  1. Espíritu inventivo: los niños con talento creativo son excelentes para combinar conceptos aparentemente diferentes para generar nuevas ideas. Ve problemas y situaciones desde ángulos sorprendentemente inesperados. A veces, sus opiniones pueden parecer extrañas o contradictorias para los observadores externos.
  1. Distracción: dado que los niños creativos están constantemente rebosantes de ideas, es difícil para ellos seguir con lo que están haciendo, incluso si están haciendo un trabajo voluntario. Estos niños tienden a comenzar muchos proyectos, pero les cuesta completar la gran mayoría de ellos. También está involucrado en la imaginación imaginativa en lugar de internalizar información. Como tal, tienden a soñar mucho. (Tenga en cuenta que es importante descartar la presencia de TDAH antes de atribuir estos rasgos a la aptitud creativa).
  1. Intuición: los niños dotados intelectualmente tienden a utilizar una combinación de pensamiento abstracto y lógico para resolver problemas. Los niños dotados creativamente, por otro lado, dependen en gran medida de su intuición. A menudo sienten que «sólo» conocen la forma correcta de resolver un problema, sin estar seguros de cómo llegaron a sus conclusiones.
  1. Individualismo: aunque todos los niños superdotados tienden a parecer un poco excéntricos, los niños creativos suelen ser radicalmente diferentes. Por lo general, muestran un claro desinterés en «encajar» y prefieren seguir su propio estilo de expresión único. Esto puede hacer que les resulte muy difícil participar en el aprendizaje en grupo. En la adolescencia, estos niños a menudo se sienten atraídos por subculturas de nicho y formas de vida poco convencionales.

Aunque todos los niños superdotados corren el riesgo de «pasar por alto», Los niños creativamente dotados son especialmente difíciles de detectar y diagnosticar. Si sospecha que su hijo puede ser creativo, asegúrese de que lo examine un psicólogo educativo que esté familiarizado con estas habilidades cognitivas particulares.

Promoción de la creatividad en niños superdotados

Ya sea que su hijo sea intelectual o creativo, puede mejorar su autoestima, desarrollar sus talentos existentes y brindarle la oportunidad de expresarse. Fomentar la creatividad en el hogar también contrarrestará algunos de los efectos indeseables de la educación superior: las investigaciones han demostrado que varios aspectos del aula tienen más probabilidades de suprimir la creatividad que de promoverla. Se ha demostrado que la evaluación, el seguimiento, los plazos, la competencia y las recompensas externas (como calificaciones y privilegios) disminuyen la motivación intrínseca que alimenta la creatividad.[2] Para hacer de su hogar un terreno fértil para la imaginación, implemente las siguientes cuatro estrategias de crianza:

1. Dele a su hijo las herramientas y los materiales que necesita para expresarse.

El acceso a materiales de pintura, una cámara económica, disfraces para disfrazarse y juguetes que faciliten el juego creativo (por ejemplo, bloques de construcción) ayudarán a su hijo a expresarse. Los niños también se benefician de tener su propia habitación para causar estragos, es decir, una habitación donde pueden construir fortalezas, suspender proyectos parcialmente terminados durante días, etc.

2. Fomente el juego imaginativo.

Mientras su hijo es pequeño, enséñele cómo «fingir ser». Por ejemplo, si a su hijo le encantan los dinosaurios, intente sugerir que ustedes dos finjan ser criaturas prehistóricas. Se ha demostrado que los juegos de rol mejoran una serie de habilidades que son esenciales para la creatividad, como el lenguaje, el pensamiento abstracto y diversas habilidades sociales y emocionales.

3. Haga que el tiempo libre sea parte del horario de su hijo.

Si bien los niños superdotados necesitan una rutina, es igualmente importante asegurarse de que su hijo no esté constantemente ocupado con la tarea y las actividades extracurriculares. Nuestras mentes necesitan un tiempo desestructurado para generar nuevas ideas. Para fomentar la creatividad de su hijo, déle bloques de tiempo regulares en los que pueda perseguir sus propios intereses.

4. Ayude a su hijo a explorar sus ideas.

Siéntase libre de discutir conceptos con su hijo y cuestionar sus puntos de vista, pero no finalice sus ideas, no importa cuán extrañas puedan parecer. En cambio, pídale a su hijo que mire el mismo problema de diferentes maneras para generar múltiples soluciones. Su hijo debe saber que está bien no estar de acuerdo con usted; eso no lo hace equivocado o estúpido.

La promoción activa de la creatividad ayuda a su hijo a desarrollar una inteligencia equilibrada y completa. Los niños dotados intelectualmente que priorizan la creatividad se sienten más realizados personalmente y son menos propensos al perfeccionismo y la «visión de túnel». Los niños creativamente dotados que reciben un entorno enriquecedor en el que pueden descubrir sus habilidades se vuelven más enfocados y orientados a sus metas. Independientemente del estado intelectual de su hijo, la autoexpresión y la autoexploración son componentes clave de la felicidad.

[1] Wellesley College (2005). El estudio de la superdotación y la creatividad: dos caminos separados pero paralelos. https://nrcgt.uconn.edu/newsletters/fall052/

[2] Amabile, TM (1983). La psicología social de la creatividad. Nueva York, NY: Springer Publishing.

.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba