Amor

Cómo ayudar a su cónyuge a crecer espiritualmente

Se nos advierte en este libro Hechos 17:27 Buscar al Señor Dios mientras vivimos, actuamos y existimos en él. Aunque vivimos físicamente en este mundo, no somos de este mundo. No estamos limitados por las formas mundanas.

Nuestro estilo de vida, nuestras habilidades, nuestro conocimiento y todo lo que nos hace ser quienes somos, debe estar dirigido hacia el Señor. Nuestro estilo de vida matrimonial debe estar en línea con las expectativas de Dios. Como pareja nacida de nuevo, su cuerpo, mente y alma siempre deben estar en sintonía con el Espíritu del Señor.

Como pareja, están experimentando un crecimiento espiritual a medida que todas sus actividades siguen la enseñanza y la guía del Espíritu Santo. Todos deben ser sobrios y cuidadosos con sus acciones y vivir siempre un estilo de vida como el de Cristo.

El crecimiento espiritual comienza cuando ambos están cimentados en Cristo, desarrollando continuamente su fe y alcanzando constantemente la madurez en su relación con Él.

Como cristianos debemos crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristode acuerdo a 2 Pedro 3:18.

¿Por qué las parejas necesitan crecimiento espiritual?

El crecimiento espiritual te ayuda a comprender mejor las cosas espirituales. A medida que crece espiritualmente, la gracia del Señor será más abundante en usted personalmente y en su matrimonio.

Al crecer espiritualmente, su fe en Cristo también aumentará grandemente. Esto le facilita superar los desafíos en su vida personal y en su matrimonio. El crecimiento espiritual te da fe y confianza inquebrantables en Cristo Jesús.

A medida que te esfuerces por alcanzar la madurez espiritual, tu autocontrol y piedad aumentarán. A medida que crece espiritualmente, también desarrollará un mayor sentido de amor, compasión y bondad hacia su cónyuge y todos los que lo rodean.

El crecimiento espiritual te ayuda a alcanzar la quietud divina. A medida que crece espiritualmente, la vida comienza a significar más para usted y su paz interior también se reflejará en su matrimonio. En lugar de estar constantemente plagado de problemas de la vida, te inspirarán. Te acercarán más a Dios y aprenderás a apreciar cada regalo maravilloso, especialmente el de tu cónyuge.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba