Autoestima

¿Continuarán los arrebatos públicos de adultos?

Tal vez lo hayas visto con tus propios ojos. En supermercados y restaurantes, en aviones, en eventos deportivos y, por supuesto, en las redes sociales, que a menudo se destaca en los informes de noticias, muchos adultos están violando las restricciones de COVID, como máscaras, vacunas y requisitos de distanciamiento social.

¿Es el mal humor adulto la nueva normalidad?

Hable con cualquiera que trabaje regularmente con el público, tienen muchas historias de terror que contar. Estas rabietas no solo son irrespetuosas, sino que a menudo se vuelven violentas. No es de extrañar que tanta gente renuncie a sus trabajos durante el llamado COVID»gran resignación. «¿Quién quiere tratar con el público en estos días? Entonces, ¿qué pasa con este comportamiento horrible?

Varios estudios empíricos y teorías psicológicas y conductuales bien establecidas pueden ayudarnos a comprender mejor este fenómeno. También sugirieron que el comportamiento puede empeorar antes de mejorar. Por lo tanto, se vuelve fundamental comprender estas teorías y tendencias y estar mejor preparados para hacer lo que podamos para revertir esta tendencia.

Primero, la teoría de la frustración-agresión nos dice que agregar estrés a la frustración continua conduce a la agresión. Numerosos estudios empíricos han demostrado esta relación entre frustración, estrés y violencia. COVID y todas las demás cosas horribles que suceden en nuestra sociedad, como el racismo, el cambio climático, la desigualdad económica y la división política, nos han frustrado durante mucho tiempo.

Esta frustración empeora cuando esperamos que las cosas mejoren y no es así. Por ejemplo, justo cuando pensábamos que COVID estaba llegando a su fin, nos encontramos con otra nueva variante (Delta, Omicron) que generalmente deshizo muchos de los avances en salud pública que se habían logrado. Un revés decepcionante después del progreso significa más estrés y frustración para todos.

LEER  3 formas de hacer que tu amor dure para siempre - wikiHow

En segundo lugar, la teoría del aprendizaje por observación nos dice que cuando se refuerzan positivamente las malas conductas en individuos de alto perfil y estatus, otros siguen su ejemplo. Por ejemplo, las acciones de políticos, personalidades de las noticias, celebridades y estrellas del deporte de renombre nacional darán lugar a eventos en los que muchos otros actuarán de manera igualmente perturbadora y agresiva.

Si se permite que los famosos queden impunes por sus malas conductas, faltas de respeto y violencia, los demás se sentirán justificados por su mal comportamiento. Cuando suficientes personas lo hacen, se espera, incluso normal, actuar sobre los demás.

Finalmente, la teoría de la comparación social nos dice que estamos constantemente juzgando nuestras vidas comparando nuestra situación con la de los demás. En la era de las redes sociales, incluso durante el COVID, siempre habrá amigos y conocidos que publiquen y destaquen lo que queremos en la vida. Por ejemplo, cuando estábamos en cuarentena en casa, vimos amigos reunidos en países extranjeros y parecíamos no estar al tanto de las restricciones de COVID.

Esta experiencia de comparación social ascendente se suma a nuestra desesperación y depresión. En la era de las redes sociales, muchas personas se enfrentan a estas comparaciones ascendentes cada vez que consultan sus noticias. Los comportamientos de desempeño problemáticos ocurren cuando se experimenta desesperanza, depresión y comparaciones ascendentes.

La presión de Estados Unidos está fuera de serie. la investigación en curso Investigaciones cuidadosas y empíricas realizadas por la Asociación Americana de Psicología encontraron este fenómeno de aumento de los niveles de estrés.

El cirujano emitió un Consulta sin precedentes El tsunami de problemas de salud mental que azota a la nación se destacó el mes pasado, con un aumento de la ansiedad, la depresión, el suicidio, el abuso de sustancias y otras enfermedades, especialmente entre los jóvenes.

Con la reciente variante de Omicron arrasando el país, el estrés, la depresión y el mal comportamiento empeorarán.

David Brooks concluye su reciente artículo de opinión, «Estados Unidos se está desmoronando» por New York Times y,

Los estadounidenses han estado actuando de maneras menos prosociales y relacionales y más antisociales y autodestructivas. ¿pero por qué? Como columnista, debería tener algunas respuestas. Pero no lo sé ahora. Solo sé que es malo.

Terrible de hecho! ¿Qué podemos hacer? No hay respuestas fáciles, pero tal vez podamos hacer algo simple para ser la solución en lugar de ser parte del problema.

Todos podemos respirar hondo y recordarnos que si las condiciones son las adecuadas, es fácil que nos comportemos mal. Después de todo, ¿quién no estaría frustrado, estresado y molesto por el COVID y lo que está pasando en este momento?

Podemos tratar de evitar estos encuentros potencialmente desestabilizadores de la manera más deliberada y estratégica posible. Cuando alguien comienza a tener un desempeño deficiente, podemos tratar de acercarnos a los vulnerables reconociendo su frustración y frustración, pero ayudando a fomentar un comportamiento civilizado, prosocial y potencialmente salvador, en lugar de escalar estos eventos a través del cebo.

Validar sus frustraciones y ofrecer respetuosamente caminos conductuales sugeridos que pueden calmar la situación es una estrategia útil. Además, tratar a los demás como divinos o como hermanos en apuros es muy útil.

Es fácil demonizar a quienes nos molestan y clasificarlos como «perdedores» o algo peor. Evitar demonizar a las personas que no nos gustan es fundamental para encontrar un camino hacia la reconciliación y la resolución.

Puede que no le gusten algunas personas, pero demonizarlas como «el otro» es peligroso y hace que las personas sean más vulnerables a la violencia. Hemos visto demasiados ejemplos de esto a lo largo de la historia y en la actualidad.

Cuando las personas se acercan a ellos con comprensión, empatía y respeto, a menudo sofocan su ira, reconocen y reconocen sus frustraciones y ayudan a guiarlos hacia soluciones productivas, prosociales y de resolución de problemas.

Si bien puede parecer obsoleto ahora, un superpoder al que todos tenemos acceso en cualquier momento es la amabilidad. Incluso en situaciones difíciles, la amabilidad puede ayudar mucho a aliviar el estrés.

En este momento, muchas personas están impotentes ante el COVID y todos los demás problemas de nuestra sociedad. Esto puede poner a muchas personas por delante de la curva cuando se trata de comportamiento agresivo.

Respirar profundamente, ser amable y ofrecer un enfoque prosocial y respetuoso puede ayudar a los adultos estresados ​​y deprimidos a mantener la calma.

Una versión de este artículo también aparece en Noticias de San José Mercurio.

LEER  Resiliencia: recrear su vida después de los eventos de la vida después de los terremotos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba