Fobias

¿Qué es el síndrome de Rebeca y cómo afecta a las relaciones sentimentales?

Para la psicología, el síndrome de Rebeca es un padecimiento que consiste en sentir celos de una antigua pareja sentimental de la pareja actual. Dichos celos son obsesivos, intensos y en muchos casos, sin fundamento alguno. Este comportamiento con el paso del tiempo solamente consigue acabar con la relación. Hoy, te hablaremos con mayor detalle sobre esta patología.

¿De dónde proviene el término?

El origen del término proviene de una película del director Alfred Hitchcock. El largometraje que salió a la pantalla en 1940, lleva por nombre ‘’Rebeca’’ y relata la historia de una mujer que se ve forzada a competir contra los recuerdos que dejó la anterior esposa en la vida de su marido, recientemente viudo. 

¿Por qué se ocasiona este síndrome?

Como en cualquier caso de celos, la principal causa de los mismos es la inseguridad. Sin embargo, cada persona es un mundo totalmente distinto y, por consiguiente, en cada una existen circunstancias individuales que le han llevado hasta este límite. Siendo algunas de las más naturales, las que te mencionamos a continuación:

  • Baja autoestima.
  • Sensación constante de estar compitiendo.
  • Idealización de la pareja anterior por parte del cónyuge o el entorno.
  • La pareja no ha vivido correctamente el proceso de duelo antes de vincularse en una nueva relación.

Por lo general, lo que pasa por la mente de la persona (motivada a cualquiera de las anteriores situaciones), es que en la relación anterior su pareja era más feliz o se sentía más plena y realizada. En ese punto, se empiezan a desarrollar unos celos que pueden llegar a ser enfermizos.

¿Cómo afecta este síndrome a la relación?

Una de las cuestiones más elementales antes de formalizar cualquier relación es que ambas personas estén mentalmente estables para así poder complementar su felicidad. Cuando uno de los dos está fallando en este sentido, empiezan a suscitarse problemas que pueden llevar a hacerse mucho daño y eventualmente, a una ruptura.

síndrome de rebeca

A nadie le gusta estar en una relación en donde los celos sean el pan de cada día. Esto es molesto y puede provocar muchas discusiones y heridas.  Si deseas saber si tu pareja puede estar padeciendo este síndrome puede servirte fijarte en su comportamiento. Si realiza más de una de las siguientes acciones, es un claro indicador de que algo anda mal:

Quiere saber todo el tiempo en dónde estás y con quién

Tu pareja es controladora y no para de llamarte cuando no estás en casa o con él/ella. Siempre que hablan te pide explicaciones de todo lo qué estás haciendo y de todas las personas que se encuentran a tu alrededor.

Revisa constantemente tu teléfono celular y tus redes sociales

Cuando sales a hacer una compra, estás tomando una ducha o viendo televisión, esta aprovecha para revisar a escondidas tus conversaciones, e incluso, exigirte directamente las claves de todas tus redes sociales para monitorear con quién conversas.

Te persigue sin que lo sepas para cerciorarte de donde estás

Cuando le dices hacia donde te diriges o qué harás, siente desconfianza y, sin que lo sepas, te persigue para corroborar que no le estés mintiendo y comprobar con quién te estás viendo. Esta es, sin duda, una de las conductas más nocivas para una relación, además de ser una clara señal de desconfianza.

Desea saber todo de tu pasado

En estos casos, tu pareja quiere saber de manera insistente sobre tus anteriores relaciones amorosas. Cuando esto sucede, en la mayoría de los casos la pareja frecuentemente está comparándose con otras personas con las que ya has salido anteriormente.

Como consecuencia negativa de las comparaciones, pueden devenir discusiones y discusiones sin sentido.

Consecuencias

síndrome de rebeca

El síndrome de Rebeca puede traer consigo graves consecuencias. Con el paso de los días, los celos pueden escalar hasta volver a la persona agresiva y llegar a adquirir conductas manipuladoras y nocivas, tales como:

  • Atentar contra la propia vida, amenazando con quitarse la vida o hacerse daño.
  • Hacer daño a otros e inclusive a la ex pareja sentimental.

Sin duda alguna, la violencia siempre será una clara señal para cortar los lazos de una relación tóxico, pues por mucho que quieras a la otra persona, su estabilidad no puede depender de nadie más.

Incluso, cuando las señales de alarma se pasan por alta, la persona con una conducta nociva puede llegar a herirte o herirse físicamente, tanto física, como psicológicamente.

Tratamiento

Una relación de este tipo es insostenible con el tiempo, pues la confianza y la seguridad tanto en uno mismo como en el otro son imprescindibles para sentar las bases de una relación que dé frutos. Lo más aconsejable en estas circunstancias, es buscar ayuda de un profesional en la materia que pueda brindar las herramientas necesarias para superar esta situación.

Al tratarse principalmente de un problema de autoconfianza, el tratamiento para el síndrome de Rebeca requiere más trabajo personal que de pareja. En terapia, la persona debe comprender lo errado que es compararse y reconocer que es valiosa por sí misma, sin necesidad de ser como los demás o de brindar lo que otros pueden proporcionar.

El síndrome de Rebeca en la literatura y la televisión

Originalmente, lo que inspiró la película de 1940 en la que se halló nombre a este síndrome, fue la novela llamada igualmente ‘’Rebeca’’ escrita por Daphne Du Maurier. La misma, relata la historia plasmada en el libro, siendo posteriormente sería acuñado por Carmen Posadas.

Asimismo, en pleno 2020, Netflix ha publicado también su versión de la película dirigida por Hitchcok en la década de los 40, esta vez dirigida por Ben Wheatley. Esta adaptación de la película ganadora del Oscar a mejor película en su momento, mantiene la misma historia en donde se relata el padecimiento de este síndrome.

Como en este caso, vemos que muchas veces los filmes o las novelas pueden encontrarse más cerca de la realidad de lo que imaginamos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios