Emociones

A medida que aumentan los intentos de suicidio en Estados Unidos, la atención de la salud mental permanece estancada

beca kara

MedPageHoy.com

Publicado originalmente el 19 de enero de 22

A pesar del aumento significativo en los intentos de suicidio entre los adultos estadounidenses durante la última década, su uso de los servicios de salud mental no ha seguido el ritmo de este crecimiento, según datos de las Encuestas Nacionales sobre Uso de Drogas y Salud (NSDUH).

De 2008 a 2019, los intentos de suicidio entre adultos aumentaron de 481,2 a 563,9 por 100 000 (odds ratio ajustado [aOR] 1,23, IC del 95 %: 1,05-1,44, P=0,01) informaron Greg Rhee, PhD, de la Escuela de Medicina de Yale en New Haven, Connecticut, y sus colegas.

Y según su estudio en JAMA Psychiatry, hubo un aumento significativo en el número de personas que intentaron suicidarse en el último año y dijeron que sentían que necesitaban servicios psiquiátricos pero no los recibieron (34.8% en 2010-2011 versus 45.5% en 2018-2019).

En general, los investigadores no encontraron cambios significativos en la probabilidad de haber utilizado servicios ambulatorios, hospitalarios o de medicación por motivos de salud mental en el último año, ni en las ofertas de tratamiento para el consumo de drogas. Se observó un aumento en el número de visitas a los centros psiquiátricos, pero incluso este cambio dejó de ser significativo después de que se corrigieron las diversas fuentes de atención psiquiátrica.

«Uno esperaría que a medida que aumentan los intentos de suicidio, también aumente el porcentaje de personas que reciben tratamiento en las inmediaciones de su intento», escribieron Rhee y sus colegas. «Las intervenciones actuales de prevención del suicidio se centran en gran medida en las personas asociadas con el tratamiento y las personas de alto riesgo que están en contacto con el sistema de atención médica».

“Sin embargo, nuestro hallazgo de que menos de la mitad de los intentos de suicidio tuvieron contacto clínico en el momento de su intento sugiere que sí.[s] «Es importante no solo ampliar las iniciativas para personas en riesgo con contacto clínico, sino también implementar estrategias centradas en la salud pública fuera del sistema de tratamiento formal», sugieren.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba