Emociones

Las metapercepciones de los actores inmorales son correctas, pero demasiado positivas

Lees, JM, Young, L. y Waytz, A.

(2021, 16 de agosto).

https://doi.org/10.31234/osf.io/j24tn

abstracto

Examinamos cómo los actores piensan que otros perciben su comportamiento inmoral (metapercepción moral) a través de una variedad de violaciones morales reales. Utilizando una metodología novedosa, solicitamos casos escritos de comportamiento inmoral de los actores (N_total = 135), medimos motivos y metapercepciones, y luego ponemos estos informes a disposición para separar muestras de observadores externos (N_total = 933), con EE. UU. y representatividad, se utilizan muestras aleatorias (N pares de actor-observador = 4.615). Descubrimos que los actores inmorales pueden predecir con precisión cómo serán percibidos, cómo serán percibidos de manera única en comparación con el actor inmoral promedio y cómo serán mal percibidos. Los actores que pueden evaluar mejor los motivos de otros actores inmorales también tienen metapercepciones más precisas. Pero la precisión va de la mano de dos tendencias diferentes: sobrestimar la percepción positiva de los demás y creer que los propios motivos se perciben con más claridad de lo que son. Estos resultados contribuyen a una descripción detallada de los múltiples componentes que subyacen tanto a la precisión como a la distorsión de la metapercepción moral.

De El Discusión General

Tomados en conjunto, estos resultados sugieren que las personas que se han comportado de manera inmoral pueden predecir con precisión cómo reaccionarán los demás ante sus daños morales.

Los estudios 1-4 también encontraron evidencia similar sobre la exactitud de los juicios de los observadores sobre los motivos únicos de los agentes inmorales, lo que sugiere que los individuos pueden adoptar con éxito la perspectiva de aquellos que han cometido violaciones morales. Los observadores con mayores habilidades cognitivas (Estudios 2-3) y preocupación empática (Estudios 2-4) fueron consistentemente más precisos al hacer estos juicios, mientras que los observadores con mayor maquiavelismo (Estudios 2-4) y una tendencia hacia el comportamiento poco ético en el lugar de trabajo ( Estudios 3-4) fueron consistentemente menos precisos. Este último hallazgo sugiere que la participación más frecuente en un comportamiento inmoral no proporciona una idea de los pensamientos morales de los demás y, de hecho, se asocia con una menor capacidad para comprender los motivos detrás del comportamiento inmoral de los demás.

A pesar de la fuerte evidencia de meta-precisión (y precisión del observador) en todos los estudios, la precisión de los actores al evaluar cómo serían percibidos estuvo acompañada de dos errores de evaluación. Los estudios 1-4 encontraron evidencia de un sesgo de transparencia en los actores inmorales (Gilovich et al., 1998), lo que significa que los actores sobreestimaron cuán cerca los observadores percibirían sus motivos morales autoinformados. De manera similar, en el Estudio 4, un examen de las estimaciones puntuales de la metapercepción de los actores encontró indicios de un sesgo de positividad. Los actores sobrestiman sistemáticamente las adscripciones positivas y subestiman las adscripciones negativas de ellos y sus motivos. De hecho, la única metapercepción que resultó ser la menos precisa en la estimación puntual promedio fue la metapercepción causada por el daño, que se subestimó significativamente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba