Psique

¿Tu crítica interior debería ser responsable de tu ansiedad social?

Dibuja esto. Cenas con un amigo que no has visto en años. Después de meses de no poder coordinar el horario, los dos comieron y se rieron juntos. Aunque lo pasó bien, los pensamientos negativos comenzaron a extenderse en el camino a casa. Antes de que te des cuenta, comienzas a dudar de tu desempeño en la cena y te preguntas si a tus amigos realmente les gusta tu compañía. Una voz te dice: «No deberías decir eso. Eso es estúpido», «Apuesto a que se rió por tu broma para ser amable» y «Tal vez sea una invitación arrepentida».

¿Te suena familiar? Esa es la comidilla de tu crítico interior.

¿Qué es un crítico interno y cuál es su propósito?

En psicología popular, el crítico interno se considera la parte de sus pensamientos autocríticos internos. Desde sus palabras y hechos hasta sus palabras y hechos, lo seleccionará todo.

Aunque parezca despreciable y cruel, el crítico interior tiene muchos propósitos. En realidad, proviene de un lugar bien intencionado y trata de protegerte del rechazo, el abandono o la complacencia. Por ejemplo, la crítica interna de muchas personas se manifiesta como perfeccionismo. Al decirte que algo no es lo suficientemente bueno, los críticos internos intentan motivarte a buscar la perfección para evitar el fracaso y la decepción.

¿Cuál es la relación entre la crítica interior y la ansiedad social?

Todos tenemos un crítico interior. Sin embargo, para aquellos con fobia social, la voz de la crítica interna es particularmente fuerte. Trabaja especialmente duro para evitar que las personas con ansiedad social se enfrenten a la exclusión social. Por lo tanto, la clave para superar la ansiedad social es desarrollar una forma de trabajar con sus críticos internos y al mismo tiempo desarrollar el poder de su voz interior compasiva.

Cómo cultivar tu voz compasiva y hacerla tan fuerte como tu crítico interior:

  • Reconócelo. Empiece a prestar atención a lo que le dicen sus críticos internos en diversas situaciones. Esto requiere prestar atención a sus pensamientos. Preste especial atención a sus pensamientos antes, durante y después de interactuar con los demás. ¿Qué te dicen tus críticos internos en estos momentos? Acomode la voz de su crítico interno para que pueda comenzar a distinguir esta voz de la suya propia.
  • Nombralo. Adquiera el hábito de etiquetar tan pronto como reconozca el sonido. Diga: «Este es mi crítico interior de nuevo». Esto le ayudará a captar sus pistas e intervenir antes de aceptar lo que le dice.
  • Gracias. Tenga en cuenta que, aunque no lo parezca, el crítico interno puede provenir de un lugar bien intencionado. Es parte de ti, con la esperanza de protegerte del juicio y el rechazo externos. Agradézcale por tratar de protegerlo de la mejor manera que conoce.
  • Desafíalo. Una vez que reconoces el sonido y le das un nombre, puedes desafiarlo. Pregúntese: «¿Lo que el crítico interno es completamente correcto?» Y «¿Qué impacto dirá el crítico interno?» De hecho, a menudo somos nuestros peores críticos, lo que nos hace sentir bien con nosotros mismos. Es casi imposible evaluar el desempeño de la empresa de forma precisa y objetiva. Habiendo dicho eso, los comentarios de los críticos internos en ese momento pueden no solo ser falsos, sino también duros, y tener muchos efectos negativos a largo plazo para creer en ellos.
  • Reemplácelo con simpatía. Así como todos tenemos críticos internos, todos tenemos voces compasivas. Sin embargo, la mayoría de nosotros hemos desarrollado una crítica interna y una falta de simpatía. Se necesita tiempo e intención para cultivar la voz de la parte compasiva para que un día sea tan fuerte y poderosa como la voz del crítico interior. A partir de hoy, pregunte: «¿Qué otras formas pueden ser más realistas, más amables o más útiles para mí?» Luego, saque una conclusión más comprensiva para reemplazar la autocrítica inicial.

escrito,

Gianna LaLota, madre, MHC-LP

Centro Nacional de Ansiedad Social de la Ciudad de Nueva York

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba