Emociones

Ética y psicología: hacia una comprensión del racismo estructural: implicaciones para el sistema de justicia penal

Julian M. Rucker y Jennifer A. Richeson

Ciencia, 374 (6565)

DOI: 10.1126 / science.abj7779

abstracto

La desigualdad racial es una característica fundamental del sistema de justicia penal en los Estados Unidos. Aquí ofrecemos un relato psicológico de cómo los estadounidenses llegaron a tolerar un sistema que está tan en desacuerdo con sus valores igualitarios declarados. Argumentamos que las creencias sobre la naturaleza del racismo, derivadas únicamente de individuos con prejuicios y no de factores estructurales que perjudican a los grupos raciales marginados, ayudan a mantener la estratificación racial en el sistema de justicia penal. Aunque el reconocimiento del racismo estructural facilita la conciencia y la voluntad de reducir la desigualdad racial en el sistema de justicia penal, muchos estadounidenses parecen estar ignorando conscientemente el racismo estructural en la sociedad. Reflexionamos sobre el papel de la psicología en la formación de la comprensión popular del racismo y discutimos cómo contribuir de manera más significativa a su reducción.

Del resumen y autorreflexión

En este ensayo hemos tratado de ilustrar importantes factores socio-psicológicos que dan forma al mantenimiento y la justificación de un sistema de justicia penal racialmente injusto a pesar del amplio apoyo a los valores racialmente igualitarios. Los motivos psicológicos para apuntalar la jerarquía racial y proteger la propia imagen de uno mismo funcionan antes de las oportunidades para iluminarse críticamente sobre los fundamentos estructurales de la desigualdad racial actual. En esencia, la ignorancia y la negación del racismo estructural protegen contra la acusación contra la legitimidad del sistema de justicia penal. En contraste, el reconocimiento del racismo estructural en la sociedad motiva los esfuerzos para reducir los resultados racialmente dispares. Con este marco, queda claro que la mera actitud de las actitudes igualitarias no es suficiente para reformar y desmantelar los sistemas que reproducen la desigualdad racista; una comprensión estructural del racismo es una parte integral de estos objetivos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba