Ansia

Distorsiones cognitivas: qué son

Distorsiones cognitivas. La mente humana es un universo real lleno de información sobre el pasado, pensamientos sobre el presente y sueños sobre el futuro. Cualquier actividad que realices con el uso de la mente es subjetiva y por lo tanto depende de tu estilo cognitivo. Muchas veces incluso el cerebro más entrenado y reactivo puede actuar de forma incorrecta, lo que puede dificultar nuestro camino. O tal vez hacer que la tortuosa toma de decisiones sea importante para ti. Esto difunde los pensamientos y mecanismos negativos que pueden llevarte a distorsionar la realidad. Y aquí es donde entra el concepto de distorsiones cognitivas.

Las distorsiones cognitivas son trucos que nos llevan a creer que algo que no es verdad es real. No es un comportamiento negativo en sí mismo, pero es un proceso que le permite vivir su día a día o su decisión de una manera más ligera. Están estrechamente relacionados con la ansiedad porque pueden intensificar el sufrimiento.

Lo que sucede en nuestras mentes con las distorsiones cognitivas

Cuando entras en este viaje, causado por ciertos patrones de pensamiento más rígidos y pesimistas, empiezas a experimentar el mundo exterior como una amenaza. En ese punto todo salta: la lógica se desvanece, la razón se nubla y el equilibrio interior se derrumba. Se corre el riesgo de ser víctima de la ansiedad y la depresión, pero también se pueden manejar las distorsiones. Tenemos que acostumbrar a nuestros cerebros a no procesar información o eventos de una manera dañina y falsa. Si logramos que prevalezca la calma, lograremos un comportamiento más realista y constructivo.

Es típico que una persona ansiosa caiga en la trampa del «no valgo nada» o del más general «nunca lo lograré», que son afirmaciones poderosas que nublan nuestros pensamientos. Y así se extiende el pesimismo y comienza una fase de total ansiedad que se hará cargo. ¿Pero cómo salimos de esta condición? Es importante no caer en una trampa, y frenar estos mecanismos. No será fácil, porque muchas veces las distorsiones ocurren sin darse cuenta. Haber vivido una infancia tormentosa o con poco amor puede llevarte a leer el mundo entero mal, causando incluso que tu autoestima se derrumbe. Y el paso final es la imaginación catastrófica de tu vida.

Distorsiones cognitivas: cómo contrarrestar este tipo de pensamiento

Para no terminar en este profundo agujero negro, trata de moverte con la racionalidad correcta:

  • Piensa mucho e intenta racionalizar los pensamientos negativos;
  • Trata de considerar también un punto de vista externo y no des por sentado que el primer razonamiento hecho es el real;
  • Acostúmbrate a usar un pensamiento crítico, para excluirlo en una conclusión más simple.

Es importante repetir que las experiencias negativas que hemos tenido en el pasado son una ayuda importante para comprender cómo no cometer tales errores. Han marcado quiénes eran, llevándolos a crecer y convertirse en lo que son. Con perseverancia podrás dejar la negatividad a un lado y construir un futuro prometedor delante de ti. También trata de confiar en tus seres queridos que pueden ofrecerte amor, afecto y estabilidad. Al comunicar lo que te preocupa, puedes deshacerte de todas las cargas que pueden nublar tu mente y tu lucidez.

La ansiedad es capaz de hacerte pensar o decir cosas que nunca considerarías en un momento de lucidez. Las distorsiones cognitivas alimentan un fuerte malestar, pero también sirven para entender cómo funciona tu mente. Si no aprendemos a controlar este comportamiento nos arriesgamos a convertirnos en los peores enemigos de nosotros mismos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios