Autoestima

¿El contacto visual mejora la atracción?

Todos conocemos el consejo: cuida a tu acompañante de cena en la primera cita si quieres una segunda. Esto significa que lo que estás mirando no es tu teléfono, sino tu pareja / futuro amante. ¿Pero eso significa que tienes que mirarlos a los ojos? Y si es así, ¿puede haber demasiado de algo bueno? La investigación muestra algunos resultados sorprendentes y relevantes.

Fuente: Imagen de Sasin Tipchai de Pixabay

Los ojos lo tienen, ¿o no?

Emmelyn AJ Croes y col. examinó el papel del contacto visual en el contexto de la atracción romántica inicial (2020).I Describieron el contacto visual como una de las señales no verbales más importantes que se utilizan para comunicar el afecto dentro de la atracción romántica y la dinámica de desarrollo de las relaciones. Reconocen su papel en la formación de impresiones y explican que el contacto visual juega un papel en la reducción de la incertidumbre en las interacciones románticas iniciales, ya que más contacto visual viene con más poder de afiliación no verbal. En consecuencia, reconocieron el contacto visual como una parte fundamental y natural de la comunicación diseñada para transmitir simpatía y atracción, y descubrieron que no es sorprendente que la atracción romántica mutua provoque más contacto visual. pero como funciona?

Croes y col. utilizó métodos de citas rápidas para examinar la influencia del contacto visual en el desarrollo de la atracción romántica y el papel de las estrategias interactivas en la reducción de la incertidumbre en forma de auto-revelación y preguntas. Sorprendentemente, sus resultados encontraron que el contacto visual no tenía un impacto directo en la atracción romántica. Sin embargo, encontraron que el contacto visual causa menos inseguridad y más intimidad en las primeras interacciones que la comunicación sin contacto visual.

Busque en lugar de preguntas: más contacto visual, menos preguntas

Croes y col. encontraron que aunque el contacto visual no afecta la atracción romántica dentro de las primeras interacciones, sí afecta la interacción, ya que la comunicación con el contacto visual es más expresiva de forma no verbal, ya que fomenta la auto-revelación.

En consecuencia, cuando se comunica sin contacto visual, las personas tienden a hacer más preguntas para reducir la incertidumbre. Croes y col. descubrió que cuando la gente hacía contacto visual, como se esperaba, hacían menos preguntas y las preguntas eran menos íntimas, lo que sugiere que la comunicación sin contacto visual, como Skype, conduce a una mayor inseguridad. Descubrieron que la falta de contacto visual conduce a una interacción menos informativa, lo que genera más preguntas.

Explicaron que mirarse unos a otros regula la comunicación, señala un cambio en la conversación y proporciona retroalimentación sobre la recepción y percepción de mensajes. Sin contacto visual, es posible que se requieran preguntas adicionales para regular la conversación. Croes y col. También encontró que comunicarse con menos pistas, como la comunicación basada en texto, conduce a preguntas más directas e íntimas, el mismo resultado cuando se interactúa con visibilidad mutua pero sin contacto visual. Croes y col. declaró que los resultados de su estudio muestran que las personas en situaciones de comunicación pueden obtener impresiones de atractivo incluso sin contacto visual directo.

¿Son los investigadores más atractivos?

¿Son las personas más atractivas cuando hacen más preguntas? Croes y col. Llegó a una conclusión algo sorprendente aquí, también, cuando descubrió que hacer preguntas y la autorrevelación no afectaban directamente la atracción romántica, un hallazgo que contradecía investigaciones previas sobre la reducción de la incertidumbre que implica hacer preguntas y la autorrevelación creó interacciones más íntimas y más atracción. .

Sin embargo, distinguen estudios previos en que a menudo se enfocaban en diferentes modalidades de comunicación, como texto y tiempos de interacción más largos, que su experimento de citas rápidas, en el que los participantes solo interactuaban durante cinco minutos. En particular, Croes et al. citó un estudio de investigación de 2012 que encontró que hacer preguntas en la segunda mitad de la conversación predecía el afecto verbalizado, pero no la primera, lo que sugiere la evolución de la atracción con el tiempo.

Conocer a alguien en un contexto romántico se aborda mejor visual y verbalmente, y las mejores relaciones se desarrollan gradualmente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba