Emociones

Los signos neuronales y cognitivos de culpa predicen una acusación hipócrita

Los signos neuronales y cognitivos de culpa predicen una acusacion

Yu, H., Contreras-Huerta, L.S., et al. (2022).

Ciencias Psicológicas, 0(0).

Resumen

Una forma común de hipocresía moral ocurre cuando las personas culpan a otros por las transgresiones morales que ellos mismos cometen. Se supone que los acusadores hipócritas actúan de tal manera que muestran falsamente que se aferran a estándares morales que en realidad no aceptan. Probamos esta suposición al examinar los procesos neurocognitivos de los acusadores hipócritas durante la toma de decisiones morales. Los participantes (62 adultos del Reino Unido; 27 hombres) se sometieron a una resonancia magnética funcional, decidiendo si se beneficiarían o no de infligir dolor a otros, y luego juzgaron la culpabilidad de decisiones similares de otros. Los observadores (188 adultos estadounidenses; 125 hombres) calificaron a los participantes que acusaron a otros de tomar decisiones igualmente dañinas como hipócritas, inmorales y poco confiables. Sin embargo, el análisis del comportamiento y las respuestas neuronales de los acusadores hipócritas muestra que la acusación hipócrita se correlaciona positivamente con sentimientos conflictivos, respuestas neuronales a estándares morales y respuestas neuronales asociadas con la culpa. Estos resultados indican que los acusadores hipócritas pueden adherirse a las normas morales que aplican a los demás.

Declaración de relevancia

Los hipócritas acusan a otras personas de transgresiones morales que ellos mismos han cometido. La noción habitual de los hipócritas es que son hipócritas e insinceros. Sin embargo, los estados mentales y los procesos neurocognitivos que subyacen en el comportamiento de los acusadores hipócritas no se comprenden bien. Mostramos que las personas que hipócritamente culpaban a otros reportaron mayores sentimientos de conflicto moral al tomar decisiones morales, tenían respuestas neuronales más fuertes a los estándares morales en la corteza prefrontal lateral y mostraban más procesos neurocognitivos relacionados con la culpa asociados con causar daño a otros. Estos resultados muestran que algunos acusadores hipócritas se preocupan por los estándares morales que usan para juzgar a otras personas, pero a veces no cumplen con esos estándares, contrariamente a las percepciones populares y filosóficas populares.

LEER  Para padres que intentan ser un equipo - Jason y Alan - 394

Discusión

En este estudio, desarrollamos un paradigma de laboratorio para cuantificar con precisión la culpa hipócrita, en la que las personas acusan a otros de cometer las mismas fechorías que ellos mismos han cometido (Todd, 2022). En el centro de esta operacionalización de la hipocresía está la discrepancia entre los juicios morales de los participantes y su comportamiento en la tarea de tomar decisiones morales. Por lo tanto, medimos las elecciones de los participantes en la decisión moral estimulada que sintieron que tuvo un impacto real en su propia ganancia monetaria y las dolorosas descargas eléctricas infligidas al receptor. Luego comparamos esa elección con los juicios morales que hicieron una semana después sobre otras personas en el mismo contexto de elección. Al comparar los juicios de los participantes con su propio comportamiento, pudimos cuantificar el grado en que juzgan a otras personas con más dureza por las mismas elecciones que ellos mismos habían hecho anteriormente (es decir, acusación hipócrita).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba