Emociones

Un nuevo estudio muestra que la apariencia tiene el mayor impacto en la autoestima de los niños

Un nuevo estudio de más de 33.000 niños en 21 países muestra que la autoestima de la apariencia es el determinante más importante de la autoestima de los niños, superando a otros factores como la competencia académica, los deportes o las relaciones con los compañeros.

Un nuevo estudio publicado en el International Journal of Behavioral Development el 10 de agosto pone en duda las suposiciones sobre cómo los niños de todo el mundo desarrollan la autoestima.

El estudio, que es un metanálisis, resumió datos de más de 33.000 niños de 8 a 12 años de 21 países, lo que lo convierte en el análisis más grande sobre el surgimiento de la autoestima en la infancia media.

Esto muestra que. contrario a la creencia popular, las actitudes de los niños sobre su apariencia están más estrechamente relacionadas con su autoestima general que con la competencia académica, las habilidades deportivas o las relaciones sociales.

Detalles de la investigación

El estudio, realizado por investigadores de dos universidades holandesas, involucró a niños de países de América del Norte (EE. UU., Canadá), América del Sur (Brasil, Perú), Europa (Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Polonia, España, Reino Unido), Asia (China), Medio Oriente (Líbano, Israel, Emiratos Árabes Unidos) y África (Ghana).

Las medidas de autoevaluación utilizadas en los estudios individuales incluidos en el metanálisis fueron el Perfil de autopercepción de los niños (SPPC) y el Cuestionario de autodescripción I (SDQ-I), que incluyen áreas como competencia escolar, reconocimiento social. , competencia deportiva, apariencia, comportamiento, relaciones con los compañeros, relaciones con los padres y mucho más. Ambos cuestionarios están diseñados para evaluar la autoestima de los niños.

LEER  Cómo lidiar con los narcisistas ocultos durante las reuniones familiares

Los investigadores realizaron un metanálisis complejo de tres niveles, sintetizando datos de 141 muestras independientes y 584 tamaños de efecto, lo que dio como resultado una muestra impresionante de más de 33 000 niños.

Su búsqueda inicial identificó 6960 estudios potencialmente relevantes, que fueron seleccionados de 93 artículos publicados.

Resultados clave

El estudio proporcionó algunas ideas sorprendentes sobre la autoimagen emergente de los niños de todo el mundo.

La apariencia autoinformada mostró la correlación más fuerte con la autoinformada general, con un gran efecto de 0,64. Esto destaca la importancia central de la apariencia física en el desarrollo de la autoestima de los niños.

Inesperadamente, la adherencia a los principios y reglas morales estuvo más fuertemente correlacionada (0,54) que incluso las relaciones entre pares y padres (0,52 y 0,39). El cumplimiento de las normas de comportamiento conductual parece ser importante para la autoestima.

La competencia académica se correlacionó moderadamente con 0,49, pero aun así se relacionó significativamente menos con la autoestima general que con la apariencia.

La competencia atlética mostró la correlación más débil con 0,40, lo que desafía la creencia de que la capacidad atlética determina fuertemente la autoestima, o que la participación en el atletismo mejora inherentemente la autoestima de los niños.

Estos patrones se han mantenido constantes tanto en las culturas individualistas como en las colectivistas. La autoestima parece estar formada por fuerzas similares en todo el mundo y no depende de los valores culturales tradicionales, como han sugerido algunos.

Curiosamente, el estudio no encontró diferencias significativas en la fuerza de la asociación por género; Se encontró que las relaciones eran consistentes tanto para niñas como para niños.

Por qué la apariencia es lo más importante

Los autores teorizan sobre varias razones por las que la apariencia parece ser el predictor más fuerte de la autoestima global de los niños.

La apariencia es muy visible para los demás y fácil de juzgar, a diferencia de los rasgos más internos, como la inteligencia o la honestidad.

La apariencia también está en gran medida fuera de control desde una edad temprana, pero tiene importantes implicaciones sociales en términos de aceptación de los compañeros y evaluaciones de los adultos.

Además, los medios de comunicación y la cultura de hoy son omnipresentes en la difusión de mensajes sobre la importancia de los ideales de belleza y atractivo físico. Durante la infancia media, los niños se vuelven cada vez más conscientes de cómo su apariencia física afecta la forma en que son juzgados por sus compañeros y adultos.

Es probable que la gran notoriedad de la apariencia, la falta de control sobre la apariencia y la creciente conciencia del impacto social de uno contribuyan al hecho de que la apariencia se vuelve primordial en el desarrollo de la autoestima de los niños.

Una autoestima sana depende del equilibrio

Aunque la apariencia física es de particular importancia, las investigaciones confirman que los niños incluyen la autoestima en varias áreas cuando forman su autoestima general.

Los expertos enfatizan la importancia de desarrollar competencia, confianza y respeto en varias áreas de la vida de los niños.

Esto significa brindar oportunidades para descubrir diversas pasiones, elogiar el esfuerzo y el carácter en lugar de los rasgos fijos, ofrecer afecto y relaciones incondicionales, equilibrar un enfoque intenso en la apariencia y fomentar una mentalidad que permita desarrollar habilidades.

El desarrollo integral de la autoestima requiere fortalecer la percepción que los niños tienen de sí mismos en las dimensiones deportiva, artística, académica, social, moral y otras, y no solo en función de la apariencia.

Conclusión: Fomentar una autoestima saludable

El estudio representa un estudio exhaustivo sin precedentes del surgimiento global de la autoestima en la infancia media.

Los hallazgos resaltan los riesgos de enfatizar demasiado la apariencia y la necesidad de ayudar a los niños a desarrollar una autoestima segura en los aspectos académicos, sociales, morales, atléticos y artísticos de la vida.

«Comprender estas asociaciones en las primeras etapas del surgimiento de la autoestima global», escriben los autores, «es fundamental para comprender el desarrollo de la autoestima y diseñar intervenciones y sistemas de apoyo que promuevan una autoestima saludable en los niños».

Estudiar: «Autoestima infantil en un área específica y autoestima global: un metaanálisis transcultural prerregistrado»
Autores: Yixin Tan, Eddie Brummelman, Sheida Novin, Mark Assink y Sander Thomas
DOI: https://doi.org/10.1177/01650254231190926

Otras noticias recientes de psicología:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba