Autoestima

Encuentre su punto ciego brillante | Psicología hoy

Shutterstock/kei907

Puntos ciegos brillantes, la incapacidad de ver claramente nuestro valor y valor socava el crecimiento y el potencial humano.

Fuente: Shutterstock/kei907

La humildad parece ser un arte perdido. La jactancia abierta y la fanfarronería se han convertido en la norma. Los que no son arrogantes se están convirtiendo en la raza rara.En la superficie, nuestro Cuanto más mejor, hazlo por los likes La cultura parece sugerir que todo el mundo se siente tan bien como lo ha estado recientemente.Etiqueta My Best Life.

Pero también hay muchos que toman el extremo opuesto: no ven su ventaja. Por el contrario, el autoanálisis es estrecho y despiadado, y se caracteriza por olvidar los talentos, las fortalezas, los activos y la resiliencia que encarnan. Irónicamente, estos puntos ciegos brillantes, la tendencia a ignorar las propias habilidades, a menudo ocurren en personas trabajadoras.

20 años como psicoterapeuta te han enseñado muchas personas con puntos ciegos talentosas: superestrellas que siempre se sienten de bajo rendimiento, atletas de élite que odian sus cuerpos, cantantes que son demasiado tímidos para actuar y te ponen la piel de gallina, maestros que dan todo en absoluto. creo que es suficiente, y los estudiantes no saben lo inteligentes que son.

Los puntos ciegos del talento son un riesgo particular para los grandes triunfadores: aquellos cuyas mentes tienden a construir objetivos complejos y luego se lamentan a menos que los alcancen de una manera precisa y grandiosa.

Esta tensión puede conducir al autodesprecio, la incapacidad de disfrutar el éxito y el desprecio por el progreso real que se ha logrado.uno de los simbolos Los puntos ciegos de talento son percepciones bajas sobre los talentos y el valor de una persona.Piensa en Chris Farley, tarde relación señal a ruido El comediante de Hollywood preguntó en privado a sus amigos «¿Soy gracioso?» en la cima de su carrera. O estudiantes de primer año, estudiantes y profesionales de Harvard cuya autoestima se desploma frente a sus compañeros de alto rendimiento.

LEER  Por qué su médico le pregunta sobre la ansiedad

Si bien la humildad puede ser la parte entrañable y admirable, aquellos que experimentan un punto ciego inteligente pueden experimentar patrones de comportamiento y resultados no deseados. Pregúntese si está relacionado con alguno de los siguientes:

  • Realmente no pueden ver su propia vitalidad.
  • Caer en la «maldición del conocimiento»: pensar que todos saben lo que tú sabes
  • Comportamiento perfeccionista, incluido el hiperrendimiento, el exceso de trabajo compulsivo, la inseguridad extrema y la crítica; tendencia a centrarse excesivamente en los defectos percibidos en lugar de
  • Ventaja
  • Falsa humildad: minimizar las fortalezas y los potenciales mientras se romantizan las capacidades y trayectorias de los demás
  • Menos roles en las relaciones, el trabajo y la vida debido a las deficiencias percibidas
  • Sensación sostenida insuficiente de logro a pesar de lo que se ha logrado
  • Enredo con el síndrome del impostor: la duda es falsa, menos de lo que la gente piensa

Si estas tendencias son familiares, es importante darse cuenta de que no aparecieron por arte de magia. Pueden surgir de una variedad de condiciones, incluido un mercado global competitivo, junto con una cultura de redes sociales que difunde el estándar del éxito, fantasías de perfeccionismo e imágenes de belleza y estatus que crean la tormenta perfecta para la desesperación. Una vez que sabemos que hemos caído en la trampa de los puntos ciegos radiantes, podemos evitar la trampa del autoconocimiento miope:

Trampa #1: El deseo incontenible de validación.

Los puntos ciegos de talento pueden conducir a la verificación compulsiva de identidades falsas basadas en métricas sociales, como me gusta de suscripción, socios de trofeos, letras después de nombres y símbolos de estado externos. En su lugar, esfuércese por descubrir sus talentos, fortalezas, valores y valor real. Invite a un amigo o colega para que lo ayude a comprender lo que no vio al principio. El deseo de descubrir lo que funciona, no para presumir, sino para hacerlo bien en el mundo.

Trampa 2: Incapacidad para disfrutar del éxito.

Si se encuentra moviéndose compulsivamente de una tarea a otra, subiendo escaleras incansablemente sin detenerse a admirar la vista, vale la pena detenerse para cambiar su relación con el éxito. La carrera constante hacia el próximo proyecto puede exacerbar su brillante punto ciego al sacar tiempo para reflexionar sobre lo que ya se ha hecho.

Escollo #3: Debe y debe.

Maldecirse a sí mismo debería estar más lejos de la meta, usar frases como «debería» y «debe», y verse a uno mismo como una decepción es otra señal de un punto ciego de talento. En su lugar, busque estándares más humanos y practique la autocompasión para evitar el arrepentimiento y el momento y la energía equivocados.

Trampa #4: Deconstruirte a ti mismo.

Ignorar la crisis mundial de salud mental que nos afecta a todos es una clásica trampa inteligente de punto ciego. No nos sentimos resilientes frente al trauma, por lo que internalizamos las percepciones negativas de los defectos y defectos percibidos como fallas morales en lugar de respuestas correspondientes a entornos densos. Como en, «Soy el único que se siente como un desastre, aunque todos lo hacemos.» Recordar el entorno preocupante en el que estamos navegando puede ayudarnos a comprender qué tan bien lo estamos haciendo en todas las situaciones que tenemos entre manos.

Trampa 5: subestimarte.

El fracaso para dictar y escalar en las relaciones y aspiraciones es otra trampa que debe ser renegociada. Si nota que está aceptando menos o jugando «de manera segura», dudando en establecer límites o pedir lo que quiere porque no cree que realmente lo merezca, vale la pena que lo compruebe. Dado que la autopercepción puede determinar tanto, es fundamental defenderse menos y desarrollar la confianza en su capacidad para brillar.

Tener talento y poder real puede parecer contradictorio, pero es un proceso que vale la pena. Eso no significa que debamos andar con gafas de sol por la noche porque estamos cegados por nuestra propia luz. Es hermoso ser humilde en un mundo de vanidad. No obstante, tener una ventaja se trata de reconocer nuestras posibilidades ilimitadas como seres humanos y saber que estamos creativa e intrincadamente conectados con dones, talentos y habilidades únicos.

Una persona sin poder es imposible. Tenerlos refleja que hemos pasado por un proceso de autoevaluación y estamos trabajando hacia la autocompasión y reconociendo nuestro potencial continuo a medida que nos desarrollamos.Supere los puntos ciegos brillantes Puede ayudarnos a centrarnos en contribuciones positivas en lugar de perseguir métricas superficiales de éxito o valor.

LEER  La sorprendente conexión entre el narcisismo y las creencias astrológicas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba