Autoestima

¿Tiene la personalidad para una posición de liderazgo?

La relación entre personalidad y liderazgo ha sido estudiada durante mucho tiempo. Durante la primera mitad del siglo XX, hubo un gran interés en estudiar los rasgos de personalidad asociados con un liderazgo efectivo. Sin embargo, en la década de 1960, esta investigación se abandonó en gran medida. Sin embargo, el nuevo siglo ha visto un renacimiento en la exploración del vínculo entre personalidad y liderazgo.

Utilizando el modelo de personalidad de los Cinco Grandes, ¿cuál es la relación entre personalidad y liderazgo?

Un metanálisis de 2002 analizó docenas de estudios y determinó que el liderazgo se asoció positivamente con la extroversión, la escrupulosidad y la apertura a la experiencia, mientras que el neuroticismo se asoció negativamente con el liderazgo. El más fuerte de estos vínculos es entre la extroversión y el liderazgo.Sin embargo, en uno de nuestros estudios, encontramos que a menos que el individuo también Poseer buenas habilidades sociales y de comunicación. Esto sugiere que la fuerza impulsora del liderazgo no es necesariamente solo la extroversión, sino más bien el control de los rasgos a través de una comunicación hábil.Además, más introvertido Las personas con buenas habilidades sociales tienen la misma probabilidad de ser líderes efectivos; buenas noticias para los introvertidos.

La relación negativa entre neuroticismo y liderazgo efectivo tiene sentido porque un buen líder es emocionalmente estable, lo opuesto al neuroticismo.

La relación entre rendición de cuentas y liderazgo es más compleja. En general, las personas concienzudas tienden a ser buenos empleados porque son sistemáticas y cuidadosas en su trabajo. Prestan mucha atención a los detalles y se sienten obligados a hacer las cosas. Esto puede ser útil cuando están en posiciones de liderazgo porque analizan minuciosamente la situación y consideran diferentes cursos de acción. En el lado negativo, ser demasiado serio puede hacer que los líderes pasen demasiado tiempo analizando, lo que puede hundirlos en la inacción.

La apertura a la experiencia se asocia positivamente con el liderazgo, ya que se asocia con la asunción de riesgos, la flexibilidad en el curso de la acción, la inclusión y la creatividad y la innovación. Los líderes muy abiertos tienden a involucrar a otros en el proceso de toma de decisiones y fomentan el intercambio de información, así como también dan la bienvenida a diferentes perspectivas. Como puedes imaginar, este rasgo es especialmente importante para los líderes de organizaciones que valoran la innovación, como las empresas emergentes. Por otro lado, los líderes menos abiertos pueden desempeñarse bien en organizaciones convencionales. En un estudio, los líderes exitosos en los sectores de fabricación y seguridad (por ejemplo, trabajos policiales, militares) tendían a ser menos abiertos.

Una cosa para recordar es que la relación entre la personalidad y el liderazgo es compleja, y la personalidad no es el destino. Es importante destacar que el liderazgo efectivo incluye la adquisición de habilidades complejas en comunicación, gestión de relaciones y toma de decisiones. Si bien los rasgos de personalidad pueden darle a una persona una ligera ventaja (piense que los extrovertidos son mejores comunicadores porque pasan mucho tiempo interactuando con los demás), de hecho es un conjunto más completo de habilidades que impulsan una buena fuerza de liderazgo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba