Motivación

Cómo calmar un ataque de pánico por la noche


Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento. Pueden experimentar palpitaciones, escalofríos, náuseas, dificultad para respirar, miedo repentino a la muerte y síntomas más terribles. Desafortunadamente, es difícil predecir cuándo experimentará un ataque de pánico. Incluso pueden ocurrir en medio de su sueño profundo.

Si ya has experimentado un ataque de pánico por la noche, sabrás lo difícil que es calmarte y volver a dormirte. Con el tiempo, los ataques de pánico nocturnos repetidos pueden incluso provocar insomnio. Si a menudo tiene ataques de pánico por la noche, debería considerar buscar ayuda profesional. Un profesional de la salud mental puede diagnosticar y personalizar un plan de tratamiento para usted.

Aquí hay algunas formas de calmar sus ataques de pánico por la noche:

No intentes luchar contra un ataque de pánico

Cuando te despiertes presa del pánico, no trates de combatirlo. Si intenta resistir un ataque de pánico en lugar de simplemente aceptar que le está sucediendo, sus síntomas pueden empeorar. Incluso si es difícil, déjelo ir y deje que suceda el ataque de pánico. Trate de mantener la calma y recuerde que todo terminará en unos minutos.

Durante o inmediatamente después de un ataque de pánico, puede intentar calmar su mente y cuerpo concentrándose en su respiración. Pruebe este sencillo ejercicio de respiración: Inhale lentamente por la nariz. Deje que todo su abdomen se hinche, no solo su pecho. Luego, exhale lentamente por la boca. Repita estos pasos hasta que se sienta tranquilo.

Pedir ayuda

Si está durmiendo con su pareja y su ataque de pánico lo despierta, debería poder hablar con él durante unos minutos antes de volver a dormir para sentirse cómodo. Si vive solo, llamar a un ser querido en medio de la noche para hablar con él puede no ser una buena opción. En cambio, concéntrese en pensamientos e imágenes positivas. Puedes imaginar la sonrisa reconfortante de tu amigo, revivir buenos recuerdos o pensar en un lindo cachorro en tu mente.

Si necesita ayuda para sobrellevar un ataque de pánico nocturno, debe buscar ayuda profesional.Concierte una cita con su médico, hable con el terapeuta o considere Clínica de salud mentalLos ataques de pánico pueden controlarse y tratarse, por lo que si no desaparecen por sí solos, no debe simplemente tolerarlos.

Calma tu corazon

Si el miedo a sufrir otro ataque de pánico lo mantiene despierto, es posible que quedarse en la cama y tratar de mantener la calma no funcione. En lugar de dar vueltas en la cama durante horas, es mejor levantarse y hacer algo. Puede levantarse y beber un vaso de agua, dar un paseo, hacer algunos ejercicios relajantes de estiramiento o escuchar música relajante. Cuando se sienta tranquilo y cansado de nuevo, vuelva a la cama. Entonces, conciliar el sueño puede ser mucho más fácil.

Meditar antes de acostarse puede ayudar a prevenir los ataques de pánico, pero también puede ayudarlo a relajarse después de un ataque de pánico. Si no está familiarizado con la meditación, considere tomar un curso de meditación o pruebe la meditación guiada en línea.

Crea una hoja de trucos contra el pánico

Cuando encuentre algo que pueda ayudarlo a calmarse y sentirse mejor después de un ataque de pánico, debe hacer una hoja de trucos de pánico y colocarla junto a su cama. En esta hoja de trucos, escriba algunas instrucciones sobre cómo lidiar con sus sentimientos. Además, agregue un recordatorio, esta es una situación temporal que terminará en unos minutos. La próxima vez que te despiertes presa del pánico, mirar este papel te ayudará a calmarte.

También debe asegurarse de prepararse para el día siguiente. Si se siente ansioso por el día siguiente, haga una lista de tareas pendientes y asegúrese de que su ropa y todo lo demás que necesita estén listos para prepararse.

Actúe para prevenir ataques de pánico

Puede intentar realizar algunas actividades para prevenir un ataque de pánico. Una de las cosas más importantes que puede hacer es asegurarse de dormir lo suficiente. Si se acuesta muy tarde cuando sabe que tiene que levantarse temprano al día siguiente, es posible que se despierte toda la noche para consultar el reloj, lo que puede ponerlo ansioso y más propenso a sufrir ataques de pánico.

Evite el café, el alcohol y el azúcar antes de acostarse. No es ningún secreto que la cafeína puede ponernos nerviosos y ansiosos, pero es mejor evitar beber alcohol y azúcar antes de acostarse. Además, evite mirar la pantalla a altas horas de la noche. Los teléfonos móviles, tabletas y computadoras emiten luz azul. Si miras sus pantallas menos de una hora antes de acostarte, la calidad de tu sueño puede verse afectada.


.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba